VOLVER A ARTÍCULOS
jueves, febrero 29, 2024

Por qué asumir la responsabilidad de tus actos es esencial para crecer

La mayoría de las personas desarrollan el hábito infantil de esquivar el castigo por los errores, pero es un hábito que debe romperse.


Para prosperar como adulto necesitas responsabilizarte de tus actos. Tienes que asumir externamente las consecuencias de las cosas que haces o dejas de hacer. Tienes que asumir internamente las circunstancias de tu vida.

El deseo de evitar el castigo tiene su lógica, pero al pasar de la infancia a la edad adulta, es un hábito que hay que aprender a dejar atrás.

Asumir la responsabilidad cuando las cosas van mal es crucial para generar confianza en los demás y aprender de los errores. Es una de las partes más importantes para crear una vida satisfactoria, pero mucha gente aprende lo contrario al crecer.

En muchos hogares, los padres actúan como tiranos, se apresuran a castigar a los niños cuando están enfadados. Aplican las normas de forma arbitraria y las consecuencias de los errores son incoherentes e impredecibles. Ante el castigo irracional y la ira con la que no pueden razonar, aprenden que la única solución es evadir la realidad. No pueden argumentar que una norma no tiene sentido, así que argumentan “yo no he sido”. Aprenden a eludir la responsabilidad y a evitar el castigo.

El deseo de evitar el castigo tiene su lógica, y como tanta gente crece en circunstancias similares, el hábito está muy arraigado. Pero al pasar de la infancia a la edad adulta, es un hábito que hay que aprender a dejar atrás. Si no lo haces, perderás continuamente la confianza de jefes y amigos y, lo que es más importante, nunca aprenderás de tus errores.

[Artículo originalmente publicado el 10 de mayo de 2018].