VOLER A ARTÍCULOS
jueves, febrero 29, 2024

Un trabajo no es una cosa

Los empleos son abstracciones.


Un empleo es una abstracción para describir una relación.

Una empresa contratará a cualquiera que crea que le hará ganar más dinero del que le cuesta. Es tan simple como eso, pero la mayoría de la gente piensa en el empleo y los puestos de trabajo de una manera compleja y abstracta.

La gente habla y piensa en los empleos como si fueran cosas. Como si pudieras tener uno, perderlo, o como si tuvieras que ir a buscarlo a alguien. Así que acuden a los portales de empleo en busca de gente que regale puestos de trabajo. Siguen los rituales sociales que se esperan de quienes buscan empleo. Pero cometen un error fundamental: los empleos no son cosas, son abstracciones.

Perderse en esta abstracción causa mucho dolor y confusión. Ver más allá de la abstracción te permite ver las innumerables oportunidades que tienes a tu disposición.

Un trabajo es una abstracción para describir una relación entre una persona y otro individuo o grupo de personas que acuerdan un determinado tipo de intercambio continuo. Para conseguir un empleo, no necesitas que alguien lo cree y te lo dé; simplemente necesitas convencer a alguien de que puedes hacerle ganar más dinero del que le cuestas.

Cuando ves los empleos como lo que realmente son, el mundo se abre ante ti.

Los currículos, las entrevistas, los requisitos de titulación y la comprobación de referencias son tácticas que ayudan a las empresas a medir su confianza en tu capacidad para hacerles ganar dinero. Pero en un nivel fundamental, todo lo que tienes que hacer para conseguir un trabajo en cualquier empresa del mundo es convencerles de que les vas a hacer ganar más dinero del que les vas a costar.

Pero lo que cuestas es algo más que tu salario. Además del dinero que te pagan, hay que sumar los impuestos sobre el trabajo, los riesgos legales y los costes de formación. Las empresas necesitan confiar en tu capacidad de hacerles ganar dinero a largo plazo para entablar una relación duradera contigo. Por eso son tan valiosas las referencias, la experiencia laboral previa y los proyectos realizados. Demuestran que realmente puedes crear valor.

Cuando ves los trabajos como lo que realmente son, el mundo se abre ante ti. Como Neo cuando aprende a jugar con las reglas de Matrix, puedes ver el camino hacia innumerables oportunidades. Sólo tienes que aumentar tu capacidad de crear valor y tu capacidad de convencer a los demás de que puedes crear valor.

[Artículo publicado originalmente el 11 de diciembre de 2017].