Lo que pudieran hacer (o dejar de hacer) México y Centroamérica para ayudar a los posibles migrantes

Una carta abierta

Si estás indignado por la política de inmigración norteamericana porque te preocupas por la gente ya sea norteamericana, inmigrante o ambas, aquí hay algo por lo que deberías estar aún más indignado: las políticas de emigración de nuestros vecinos del sur de los que provienen la mayoría de los inmigrantes ilegales.

Rara vez hablamos sobre las políticas de emigración de un gobierno, al menos no en el sentido con el que empleo el término aquí. Me refiero a las políticas de un gobierno que deprimen el crecimiento y niegan a la gente oportunidades económicas, lo que hace que la gente quiera irse a pastos más verdes. Puede que la emigración no sea el propósito declarado de esas políticas perjudiciales, pero es, sin embargo, un efecto directo.

Casi todos los que cruzan ilegalmente la frontera mexicana hacia los Estados Unidos lo hacen porque desean trabajar. Quieren una vida mejor que la que pueden esperar en su país. Muy pocos vienen con la intención de asegurar el bienestar público o cometer un crimen. La mayoría preferiría permanecer en sus países de origen si existieran oportunidades comparables, o incluso una esperanza realista para ellos.

Aunque apoyo muchos de los cambios en las políticas aquí en los EE.UU., estoy empezando a cansarme de que los políticos extranjeros den lecciones de inmigración a los EE.UU. Sus protestas tendrían más peso si limpiaran sus propios actos. Con eso en mente, ofrezco la siguiente carta abierta a los líderes de México y las naciones de Centroamérica. Mis principales fuentes para los datos aquí citados son el índice de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial y el índice de libertad económica de la Fundación Heritage.

∗∗∗

A quien le interese (incluso si no le interesa):

Soy un norteamericano que quiere lo mejor para todas las personas, tanto para los buenos hombres y mujeres de su país como para los míos. Supongo que usted diría lo mismo.

Es hora de que pongan sus políticas en acción como lo dicen. Cualquier ser humano normal querría que su país fuera tan próspero que pocos de sus conciudadanos desearían huir. Entonces, ¿qué estás esperando? Echemos un vistazo, un país a la vez y a lo que sus respectivos gobiernos están haciendo en este sentido.

México

Ha hecho algunos progresos en las últimas décadas, multiplicando por cuatro el tamaño de su economía desde que se lanzó el Tratado de Libre Comercio TLCAN en 1994. Han implementado reformas para fomentar la competencia, la modernización y la inversión.

Pero por el amor de Dios, tiene un presidente que insta abiertamente a los mexicanos a que se vayan. ¿Qué clase de líder le dice a su gente que se vaya? No parece alguien que sepa cómo solucionar el problema.

Considerando que es un demagogo populista de extrema izquierda, es obvio que no lo sabe.

La facilidad para hacer negocios en México, que ocupa el puesto 49 del mundo, es la mejor de la región, pero aún así se podría hacer mucho para mejorar su capacidad de hacer negocios. Estados Unidos está en el número 6, Canadá en el 18, e incluso Kazajstán, Ruanda y Bielorrusia están por delante de México.

Examine la media docena de economías más libres del mundo: Hong Kong, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza, Australia e Irlanda. No hay ningún problema de éxodo en masa que emane de ninguno de esos lugares.

La corrupción y la violencia son los principales factores disuasorios para los negocios en México. Nuestra inútil guerra contra las drogas tiene parte de la culpa, así que me uniré gustosamente a ustedes para instar a todas las partes a que pidan que se detenga. Pero a falta de un renacimiento moral que usted debería liderar personalmente, apuesto a que los sobornos, los robos y los chanchullos seguirían siendo habituales en México.

Sesenta y dos países están clasificados por delante de usted en el Índice de Libertad Económica. Usted y sus vecinos del sur deberían aprender de Hong Kong, número uno de la lista, donde la libertad económica y la asombrosa prosperidad están unidas. Su modelo debería ser John James Cowperthwaite, no un teórico socialista que nunca ha creado un trabajo o un negocio en su vida.

¿Qué hace México para informarle a su gente sobre la relación directa entre la libertad de una economía por un lado y cuán alto es el nivel de vida por el otro? Tendrán que responder a esa pregunta... porque yo no puedo.

Guatemala

Eres un sombrío #73 en el Índice de Libertad Económica y un sombrío #97 en el Índice de Facilidad para Hacer Negocios. Deberías mejorar. Dentro de sus fronteras reside una de las mejores universidades del mundo, la Universidad Francisco Marroquín. Siéntese con su facultad de economía, y le dirán, de manera gratuita, por qué y cómo necesita reducir a un gobierno engrandecido y liberar a sus empresarios.

¿Cómo puedes esperar que tu gente se arriesgue y sea emprendedora si haces que el comercio y los impuestos sean onerosos e impredecibles?

Considere la posibilidad de apuntalar los derechos de propiedad y el estado de derecho. De acuerdo con la Fundación Heritage:

"Guatemala tiene un sistema de registro de la propiedad inmobiliaria, pero los defectos en los títulos y las lagunas de propiedad en el registro público pueden dar lugar a reclamaciones conflictivas de propiedad de la tierra. El poder judicial se ve afectado por la corrupción, la ineficiencia, la falta de capacidad y la intimidación de los jueces y fiscales. La corrupción y la mala gestión siguen siendo generalizadas, especialmente en los organismos aduaneros y fiscales".

¿Viste esa última parte sobre la corrupción y mala gestión en los organismos aduaneros y fiscales? Tú estás a cargo de eso. Eres directamente responsable de ello. ¿Qué tan difícil puede ser eso? ¿Cómo puedes esperar que tu gente se arriesgue y sea emprendedora si haces que el comercio y los impuestos sean onerosos e impredecibles?

Belice

Oh Dios mío, todo lo que acabo de decir sobre lo que está mal en México y Guatemala aplica a grandes rasgos contigo también. En el #116, su clasificación en el Índice de Libertad Económica es la peor de la zona. Incluso Gabón y Tayikistán te han ganado.

En el número 121 del índice de facilidad para hacer negocios, hay que ser especialmente valiente, masoquista o completamente tonto para arriesgarse a iniciar una empresa en su país. Estás ahogando a tus empresarios en burocracia, papeleo y reglas estúpidas.

Su tasa arancelaria promedio es diez veces la de México. ¿Nunca habéis leído a Adam Smith o a Frederic Bastiat?

La Fundación Heritage dice que "Transparencia Internacional no puede acceder a suficientes datos para incluir a Belice en su Índice de Percepción de la Corrupción anual". ¿Demasiado corrupto para ser incluido en un índice de corrupción? ¿Cómo lo lograste?

Los controles de precios son para los analfabetos económicos, pero los imponen a los productos básicos como el arroz, el azúcar y la harina. Nunca funcionan porque se burlan de la ley económica más elemental como la oferta y la demanda. Mis estudiantes aprendieron eso en la primera semana de Economía 101.

Su burocracia es enorme, asfixiante, y en su mayoría sin valor. Desmantélala.

Visité Belice hace 22 años, hice snorkel en el Cayo Ambergris y acampé en un centro turístico de la selva. Pero no volveré hasta que ustedes, los políticos, se quiten de en medio de su propia gente.

Honduras

Hasta ahora, mientras me muevo hacia el sur, las cosas no están mejorando mucho. Eres el número 115 en el índice de facilidad para hacer negocios y el número 94 en el índice de libertad económica.

Sorprendentemente, alrededor del 80% de la tierra aparentemente privada en Honduras "no tiene título o tiene un título inadecuado", y la resolución de las disputas de título en los tribunales "a menudo lleva años", según Heritage. ¿Puede usted arreglar esto, por favor?

La propiedad privada es un elemento indispensable para la prosperidad económica. Si no es tuya, no la cuidas. Es así de simple. Vamos, gente.

El Salvador

Bueno, ¿qué puedo decir sino que eres mejor que Honduras? Estás en el #73 en el índice del Banco Mundial y en el #75 en el de la Fundación Heritage.

¿Qué ha pasado con las masivas subidas del salario mínimo en los últimos años?

No puedes hacer que una persona valga una cierta cantidad haciendo ilegal pagarle menos. Simplemente le pones precio al trabajo de los menos cualificados y con menos experiencia.

Estás hasta el cuello de bienestares populistas, controles de precios, corrupción, deudas y déficits. Excepto por el control de precios, eso suena vagamente familiar para aquellos de nosotros aquí en los EE.UU. Pero al menos nos sentimos mal por ello.

Nicaragua

Ahora estamos de nuevo en la sopa. En el número 131, su ranking de Facilidad para hacer negocios es el peor de todos los países entre EE.UU. y Colombia. Su número en el Índice de Libertad Económica es el segundo peor en el #100. Usted tiene una revolución en marcha, pero por el momento, todavía tiene un presidente que utiliza todas las oportunidades para socavar el gobierno republicano y asegurarse de que él y su esposa mantengan el poder perpetuamente. Fue cofundador de los marxistas sandinistas y sigue enamorado del difunto dictador socialista de Venezuela, Hugo Chávez. ¿No te dice eso algo?

No me extraña que la gente quiera irse de este lugar. Si cada nicaragüense se mudara a Uganda, estaría 17 puntos por encima del Índice de Libertad Económica. Qué vergüenza.

Costa Rica

No está mal, pero no tan bien como México. El Banco Mundial dice que eres el número 61, y Heritage Foundation indica que eres el número 57. Al menos tienes más estabilidad política que la mayoría de tus vecinos, pero si Botswana y Vanuatu pueden entrar en el Top 40, tú también puedes.

Panamá

En el puesto 54, su clasificación en el Índice de Libertad Económica es la mejor de todos los países de mi lista. Según el Banco Mundial, está en el puesto 79, lo que significa que su bonito canal no es suficiente para facilitarle las cosas a las nuevas empresas. Vea las recomendaciones anteriores, y trabaje en ellas.

Además, le sugiero que eche un vistazo a mis Siete Principios de una Política Sólida. Si los entiendes bien, te sorprenderás de lo lejos que puedes llegar.

Deje de interponerse en el camino de su propia gente

Deja de glorificar la pobreza. Usa tu poder para sacar del medio a los gobiernos del camino de la gente que quiere trabajar e invertir para salir de él. Habla a menudo en contra de la envidia, la lujuria de poder y la dependencia.

Todos ustedes vienen de países donde la Iglesia Católica todavía ejerce una considerable influencia, así que quiero implorarle a los líderes de esa fe que defiendan los derechos de las personas para crear riqueza y poseer propiedades. Dejen de glorificar la pobreza. Usen su poder para sacar a los gobiernos del camino de la gente que quiere trabajar e invertir para salir de él. Hablen a menudo en contra de la envidia, la lujuria de poder y la dependencia. Y por favor entiendan que aunque el Papa Francisco puede que sea un socialista, Jesús no lo fue. Lo dice aquí mismo.

Los números pueden parecerles un poco estériles, y mi burdo intento de ser un poco humorístico para hacerme entender pueda parecer arrogante. No se equivoquen al respecto, sin embargo:

Cuando un gobierno le dificulta a sus ciudadanos la creación de un negocio, el comercio, los planes a futuro, el control de su propiedad o la resolución de una disputa, conlleva a un sufrimiento económico, innecesario, personal y material. También es la fuente de gran parte del crimen y la violencia en estos países. Mi corazón verdaderamente sangra por la gente pobre de esta región que paga un precio terriblemente algo debido a un gobierno grande, pésimo e intrusivo y por las ideas equivocadas que están detrás de él.

Los veredictos de la economía y la historia son claros e ineludibles. Si te interpones en el camino de la libre empresa, empujas a la gente hacia abajo y hacia fuera. En esta era moderna, no hay buena excusa para no entender esto, ya sea que seas un centroamericano o un norteamericano.