Las 5 principales marcas de la Generación Z son muy diferentes a las de la Generación de Posguerr

Según una nueva encuesta, las marcas más confiables de la Generación Z son Google, Netflix, Amazon, YouTube y Playstation. ¿Qué significa esto?

Las guerras intergeneracionales están en boga en las redes sociales, especialmente después de que el meme "OK, boomer" apareciera en los titulares de todo el país. Pero el aparente conflicto entre las generaciones estadounidenses más jóvenes y las más viejas no es sólo una lucha por los resultados culturales. También es una realidad en el mercado de consumidores.

Informes recientes de Business Insider han arrojado más información sobre esta guerra del mercado, explicando que las recientes encuestas sugieren que los consumidores jóvenes y mayores están en desacuerdo en lo que se refiere a las marcas de referencia.

Estos informes muestran cómo los consumidores reaccionan a la política y a otros temas importantes.

Aunque a simple vista, esta información puede parecer una afirmación más sobre las preferencias generacionales, también proporciona información sobre las marcas que le interesan a determinados consumidores. Esta es una información valiosa para el mercado y puede ayudar a definir la forma en que las marcas interactúan con su público potencial. Además, proporciona información importante sobre cómo reaccionan los consumidores a la política y cómo la privacidad y otros temas importantes con carga política salen a la luz cuando los consumidores están listos y dispuestos a gastar su dinero. 

Las marcas gubernamentales frente al mercado privado

Las empresas en tecnología a menudo lidian con problemas de privacidad. También lo hacen las empresas respaldadas por el gobierno, como USPS, el servicio el correo norteamericano.

Ambos tipos de empresas han tenido su cuota de escándalos gracias, en parte, a la forma en que estas compañías tratan la propiedad privada, ya sea que sea propiedad en línea o física. La diferencia entre estos dos sectores es la forma en que responden (o no) a las críticas para ofrecer tranquilidad al consumidor.

El Servicio Postal de los Estados Unidos ha estado por mucho tiempo en el centro de un serio debate sobre la privacidad y hasta dónde puede llegar un servicio de correos para ayudar al gobierno y a la aplicación de la ley, incluso si eso significa tomar parte en actos inconstitucionales. Desafortunadamente, los estadounidenses aún no han visto un cambio real en la forma en que la agencia hace negocios. 

Para los consumidores de la Generación Z, la responsabilidad parece importar. Los consumidores más jóvenes también se alegran de ver como las empresas participan en la cultura del tiempo real.

El servicio respaldado por el gobierno no tiene verdaderos competidores, ya que la ley estadounidense prohíbe a cualquier otra empresa o individuo entregar correspondencia privada.

Empresas como Apple, Google, Facebook, Twitter, Amazon, etc. tienen razones para temer que sus actuales posiciones de liderazgo dejen de ser una realidad si enojan lo suficiente a los consumidores.

Por eso, después de que el ex contratista de la NSA, Edward Snowden, revelara que las empresas privadas de tecnología ayudaban al gobierno federal en prácticas de espionaje inconstitucionales, estas firmas sintieron la reacción.

Hasta el día de hoy, muchas de ellas siguen luchando y no pasarán ni un solo día sin ser atacadas por sus prácticas, lo que las pone en la impía posición de ofrecer ayuda gubernamental para acabar con la competencia.

La responsabilidad es importante para el Generación Z

Para los consumidores de la Generación Z, la responsabilidad parece importar, especialmente cuando se considera lo que la líder de productos de Instagram Shopping, Layla Amjadi, tiene que decir sobre los consumidores jóvenes y sus preferencias.

Según Business Insider, Amjadi ve que los compradores de la Generación Z valoran verdaderamente la autenticidad, lo que significa que la Generación Z quiere "que se lo entregues directamente". Según el investigador de mercado, los consumidores más jóvenes también están contentos de ver que las empresas se involucran en la cultura del tiempo real, lo que significa que los problemas de privacidad pueden ser realmente una fuerza impulsora tanto personal como cultural.

Cuando una marca falla repetidamente al abordar escándalos, los compradores más jóvenes sienten que ya no pueden confiar en ellos. Pero, ¿qué ocurre con los compradores mayores? ¿Han cambiado sus sentimientos con respecto a servicios como el USPS a lo largo de los años?

Según Business Insider, la respuesta es no.

Cuando se trata de las marcas en las que más confían, la Generación Z se inclina hacia la tecnología, clasificando a Google, Netflix, Amazon, YouTube y Playstation como sus marcas favoritas. Esos rankings no tienen nada en común con los de los baby boomers.

Para los compradores mayores, el Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS) es el servicio más confiado. El servicio de correo federal es seguido de cerca por United Parcel Service (UPS), Hershey, el Weather Channel y Cheerios.

En los años posteriores a la aparición de los archivos de Snowden, las empresas de tecnología recibieron una paliza en la arena pública, lo que las obligó a ser ruidosas y a sentirse orgullosas de sus nuevos y creativos enfoques de la privacidad para recuperar la confianza de los consumidores. No ocurrió lo mismo con el Servicio Postal de los Estados Unidos, pero los "baby boomers" no tienen ningún problema en confiar en el servicio.

Sí, los niños valoran el entretenimiento - pero esa no es toda la historia

Mientras que los miembros de la Generación Z confían en marcas centradas en el entretenimiento como Netflix, Playstation y YouTube, empresas como Amazon y Google también se dedican a hacer que el consumo y el conocimiento, respectivamente, sean más fácilmente accesibles para un público más amplio.

En todo caso, los consumidores más jóvenes no sólo buscan diversión, sino que buscan más oportunidades de diversión precisamente porque ahora tienen tiempo libre para ello.

Opciones como Amazon Fresh y Prime Pantry ayudan a los jóvenes compradores a quedarse en casa mientras sus comestibles llegan a ellos.

Para muchos, Google ha proporcionado suficientes oportunidades de trabajo a distancia que incluso para aquellos con poca escolaridad, trabajar desde casa se ha convertido en un trabajo a tiempo completo. Será interesante ver si agencias como el USPS se adaptarán en absoluto o si el gobierno seguirá pagando el precio.

Los estadounidenses más jóvenes no están pasando horas conduciendo hacia y desde el trabajo y ahora están más disponibles en casa, lo que significa que pueden consumir lo que empresas como Netflix tienen que ofrecer.

Será interesante ver si agencias como el USPS se adaptarán en absoluto o si el gobierno seguirá pagando el precio

La gente  mayor, por otro lado, están haciendo lentamente el cambio a una vida más en línea, pero este cambio no se ha producido con la suficiente rapidez, y todavía valoran hacer las cosas a la antigua.

Si bien hay mucho por mejorar entre las marcas que tratan de atender a un público más joven, está claro que hay ciertos estilos que prevalecerán en los próximos años, mientras que otros enfoques menos  atados al mercado seguirán perdiendo el favor de las multitudes más jóvenes.

Será interesante ver si agencias como el USPS se adaptarán en absoluto o si el gobierno seguirá pagando el precio del creciente descontento con el servicio postal.