VOLVER A ARTÍCULOS
lunes, noviembre 23, 2020

La pandemia ha acelerado el espíritu empresarial en los EE.UU.

Los norteamericanos están superando la obstáculos para crear e inventar durante esta época difícil.


A medida que los funcionarios de muchas áreas imponen nuevos cierres por la pandemia y demás restricciones en la temporada de vacaciones, las cosas pueden parecer sombrías. Los índices de depresión han aumentado, la gente está huyendo de las ciudades en masa, los líderes electos violan regularmente sus propias órdenes, y el fraude en los programas de estímulo del gobierno COVID-19 es desenfrenado.

Es comprensible sentir frustración y desesperación.

Pero más estadounidenses están superando los obstáculos para crear e inventar durante este tiempo difícil. El espíritu empresarial continúa aumentando durante la pandemia, a medida que los soñadores desplazados y los realizadores imaginativos detectan nuevas oportunidades y construyen nuevos negocios a un ritmo récord. Puede ser uno de los pocos puntos brillantes del año 2020.

Esta semana, el Wall Street Journal informa que el espíritu empresarial durante la pandemia se está acelerando. Varias métricas apuntan a este crecimiento, incluyendo el número de personas que solicitan números de identificación fiscal. El WSJ cita datos de la Oficina del Censo de los EE.UU. que revelan que las solicitudes de las pequeñas empresas aumentaron casi un tercio entre enero y septiembre, en comparación con el año anterior. En particular, las solicitudes se dispararon entre julio y septiembre, aumentando un 77% con respecto al trimestre anterior, el mayor aumento trimestral en 16 años de seguimiento de estos datos.

El informe de esta semana refuerza la tendencia hacia el espíritu empresarial durante la pandemia que el WSJ destacó por primera vez el mes pasado, afirmando entonces: “Los estadounidenses están iniciando nuevos negocios a un ritmo más rápido en más de una década”.

Muchos de los individuos que actualmente saltan a la iniciativa empresarial son trabajadores cuyos negocios fueron cerrados por edictos del gobierno y que experimentaron despidos o recortes salariales asociados. Según el artículo de esta semana del Wall Street Journal: “Para adaptarse a la pandemia y a la pérdida de empleos que ésta desató, más estadounidenses se están convirtiendo en sus propios jefes, estableciendo pequeñas empresas para trabajar como estilistas itinerantes, entrenadores personales en casa, diseñadores de máscaras de boutique y chefs. Un hombre en Maryland comenzó un negocio de lavado de autos móvil”.

Nuevas necesidades, nuevas oportunidades de negocio

Otros empresarios están identificando nuevas necesidades y demandas insatisfechas durante la pandemia y están inventando nuevas tecnologías como resultado directo de esta experiencia sin precedentes.

La Fundación para la Educación Económica FEE acaba de concluir su serie de seminarios gratuitos por Internet de una semana de duración, destinados a inspirar a los adolescentes y adultos jóvenes a ser emprendedores. Uno de los panelistas fue la estudiante de último año de la Universidad de Stanford, Antonia Hellman, quien junto con su hermano Ethan fundó recientemente Toucan, una plataforma social y de eventos virtuales, como respuesta inmediata a los cierres de la pandemia. Según Hellman: “Toucan es una plataforma que está diseñada para permitirle a la gente tener interacciones más humanas en sus eventos virtuales. Esto comenzó después de que mi hermano, que es un estudiante de segundo año en Stanford, y yo fuimos enviados a casa desde la escuela y nos dimos cuenta de que las herramientas de videoconferencia por defecto simplemente no eran lo suficientemente buenas para mantener las comunidades unidas. No sólo estábamos físicamente aislados de todos nuestros amigos, sino que nuestra conexión no se veía facilitada en absoluto por estas herramientas existentes. La opción por defecto era saltar a una llamada de Zoom. Después de que tuvimos un par de eventos en los que 20 o 30 personas estaban en sus pequeños cuadrados, y todos apagaron sus micrófonos y cámaras y la conversación simplemente murió, nos dimos cuenta de que necesitábamos una solución diferente que realmente permitiera a la gente tener interacciones divertidas virtualmente. De esa manera podíamos mantener esas comunidades unidas”.

La pareja se sentó en la mesa de su cocina y trazó el desarrollo de Toucan, que utiliza tecnología avanzada para replicar de cerca las interacciones humanas de forma virtual. Toucan se lanza oficialmente la próxima semana.

Otro panelista en la serie de seminarios de FEE fue John Chisholm, empresario de larga data, inversionista y autor de Unleash Your Inner Company: 10 pasos para descubrir, lanzar y escalar su negocio ideal. En la edición rústica de su libro recién publicado, Chisholm dice que la pandemia es un buen momento para comenzar un nuevo negocio y ofrece consejos sobre cómo iniciar una empresa en tiempos de crisis. Chisholm escribe: “Lo más importante es que las crisis crean nuevas necesidades. Durante la crisis del virus COVID-19 de 2020, la gente necesitaba conectarse con amigos y familiares a pesar de la imposibilidad de viajar, hacer ejercicio a pesar del cierre de los gimnasios, recibir alimentos y suministros, trabajar a distancia y mucho más. Algunas de estas nuevas necesidades terminaron con los cierres; otras continuarán indefinidamente. Usted tiene que evaluar no sólo qué necesidades puede atender mejor, sino también, ya que esas necesidades requerirán una inversión por su parte, cuánto tiempo durarán. Evaluar esto requerirá hablar con mucha gente, sopesar muchos datos y tomar algún riesgo. Cuanto más tiempo sigas haciendo preguntas, más claro se vuelve el panorama”.

(¡Asegúrate de seguir la página de FEE en Instagram para un próximo sorteo del libro autografiado de Chisholm!)

A medida que entramos en las últimas semanas de un año muy difícil, y nos encontramos con nuevos cierres y restricciones, puede parecer que el 2020 ofrezca menos que celebrar. Sin embargo, la pandemia COVID-19 ha desencadenado una explosión de ambición empresarial que ha dado lugar a nuevos negocios, nuevos inventos y nuevos caminos de prosperidad para muchos estadounidenses. La creatividad, el ingenio y la determinación de asumir riesgos y perseverar, que han demostrado los empresarios este año, puede ser un faro para todos nosotros y un recordatorio de que nuestro espíritu empresarial está vivo y en buen estado.


  • Kerry McDonald es Escritora Asociada Senior en Educación en FEE y conductora del podcast semanal LiberatED (disponible en inglés). Es autora de Unschooled: Raising Curious, Well-Educated Children Outside the Conventional Classroom (Chicago Review Press, 2019). Además de su posición en FEE, Kerry también es Asociada de Educación de la Familia Velinda Jonson en State Policy Network, académica adjunta en el Instituto Cato y colaboradora habitual en Forbes. Tiene una maestría en política educativa de la Universidad de Harvard y una licenciatura en economía de Bowdoin College. Vive en Cambridge, Massachusetts, con su esposo y sus cuatro hijos. Puedes suscribirte a su boletín semanal (disponible en inglés) por correo electrónico aquí.