El empoderamiento, la salida y el espíritu empresarial seguirán transformando la educación

Es un gran momento para ser alumno, padre, educador y emprendedor.

En los últimos dos años de disrupción social y económica, la educación estadounidense ha experimentado una extraordinaria transformación que puede definirse mejor con 3 "Es" en inglés: Empowerment, Exit y Entrepreneurship o Empoderamiento, Salida y Emprendimiento.

Empoderamiento

A partir de la primavera de 2020, e impulsados por el cierre generalizado de las escuelas y la escolarización a distancia, los padres comenzaron a reclamar el control de la educación de sus hijos. Para algunos, ver de cerca las aulas de sus hijos y el plan de estudios a través de Zoom fue el impulso que necesitaban para hacer un cambio. Para otros, puede que lleven mucho tiempo pensando en un entorno de aprendizaje diferente para sus hijos, pero les faltaba el catalizador para dar el salto. La agitación educativa de 2020 proporcionó ese catalizador.

En el verano de 2020 surgieron los "círculos pandémicos", ya que los padres empezaron a tomar la educación de sus hijos en sus manos para hacer frente a la incertidumbre de los planes de escolarización de otoño. Estas comunidades de aprendizaje espontáneas e impulsadas por los padres reunían a pequeños grupos de niños de la zona en la casa de alguien, a menudo con un profesor contratado o con padres que se turnaban para facilitar un plan de estudios.

Salida

Con la mayoría de los niños estadounidenses comenzando el año académico 2020/2021 a distancia, muchos padres ejercieron su nuevo poder a través de la salida. Algunos cambiaron a sus hijos a escuelas privadas que tenían más probabilidades de reabrir para el aprendizaje en persona que las escuelas de los distritos en ciertas localidades. Otros retrasaron la entrada en la escuela de sus hijos al preescolar y al jardín de infancia. Muchos padres abandonaron la escolarización por completo, sacando a sus hijos de la escuela para educarlos en casa de forma independiente. La Oficina del Censo de EE.UU. encontró que la tasa de educación en casa se duplicó desde la primavera de 2020 hasta el otoño de 2020, con más del 11 por ciento de la población en edad escolar de EE.UU. siendo educada en casa en ese momento. El mayor aumento se produjo entre las familias afro-americanas que educan en casa, las cuales experimentaron un aumento de cinco veces en las tasas de educación en casa entre la primavera y el otoño de 2020. Los niños afro-americanos estaban sobre-representados en la población de educación hogareña en el otoño de 2020 en comparación con la población general de las escuelas públicas K-12.

A pesar de que la mayoría de las escuelas de distrito volvieron a abrir para el aprendizaje a tiempo completo y en persona en el otoño de 2021, muchos padres se mantuvieron alejados. Esto fue especialmente cierto si vivían en un distrito escolar que adoptó la enseñanza a distancia durante el año académico anterior. Esos distritos siguieron perdiendo estudiantes, aunque no en una proporción tan alta como el año anterior, según las nuevas estadísticas analizadas por el American Enterprise Institute.

Un patrón similar se dio en la educación en casa. "El número de alumnos educados en casa este año disminuyó con respecto al máximo histórico del año pasado, pero sigue estando significativamente por encima de los niveles anteriores a la pandemia", informó Associated Press el mes pasado tras evaluar las estadísticas proporcionadas por 18 estados. Concluyó que las cifras de educación en casa aumentaron un 63% en el año académico 2020/2021, y luego cayeron un 17% este año escolar, permaneciendo significativamente elevadas. 

Emprendimiento

Al reconocer la creciente demanda de los padres de una variedad de opciones de aprendizaje y alternativas de escolarización, los empresarios de la educación comenzaron a crear soluciones. Algunos de estos emprendedores eran padres o profesores que se sentían frustrados por los cierres de escuelas y las políticas en curso relacionadas con el virus. Jill Pérez, madre de cuatro hijos en Nueva Jersey, comenzó a dar clases en escuelas públicas hace 20 años y luego pasó a desempeñar un papel de asesora de estudiantes y profesores en una universidad local hasta que llegó el Covid. Empezó una "vaina pandémica" con varias otras familias en 2020/2021, pero la demanda creció para algo más grande y más formal.

En el otoño del 2021, Pérez abrió el centro de aprendizaje Tranquil Teachings, el cual permite a los niños asistir a tiempo parcial o completo. Contrató a maestros, especialmente a maestros de escuelas públicas que querían más libertad y flexibilidad. "Estos maestros están amando lo que están haciendo de una manera que no lo habían hecho en años", me dijo en una reciente entrevista de podcast. Su programa creció y llegó a tener más de 50 niños y recientemente compró un edificio para su centro de aprendizaje con planes de seguir expandiéndose.

Los empresarios de la educación que introdujeron nuevos modelos de aprendizaje, como las micro-escuelas, anterior al 2020 vieron cómo su crecimiento se aceleró en los últimos dos años. Como escribí en Forbes.com el pasado otoño, las redes de micro-escuelas de rápido crecimiento, Acton Academy y Prenda Learning, vieron cómo se disparaba el interés por sus programas.

Las micro-escuelas suelen ser pequeñas aulas para varias edades dirigidas por un facilitador o guía que a menudo se reúnen en las casas de las familias, recreando la sensación de una escuela de una sola habitación con el aprendizaje personalizado como principal prioridad.

Otras micro-escuelas se reúnen en pequeños y visibles negocios de la comunidad local, ofreciendo comodidad y personalización. KaiPod Learning, por ejemplo, lanzó su modelo piloto de microescuela en Newton (Massachusetts) el año pasado, reuniendo a un pequeño grupo de estudiantes en un espacio público y comercial con un educador con experiencia. Cada alumno acude a KaiPod con un plan de estudios virtual que la familia haya elegido, desde una opción de escuela virtual pública gratuita, hasta opciones privadas en línea como Sora Schools o la Experiencia Socrática, pasando por un plan de estudios basado en la fe, si la familia así lo decide. Esto le permite la máxima autonomía familiar en cuanto a las decisiones sobre el plan de estudios, a la vez que se reúnen grupos de niños para realizar actividades sociales y de enriquecimiento facilitadas por un educador de KaiPod. Los alumnos pueden asistir un par de días a la semana o ir tiempo completo.

KaiPod se está expandiendo a más estados este año, incluyendo Arizona, donde un niño podría participar en KaiPod a medio tiempo por 25 dólares al día. Si el niño puede acogerse a uno de los programas de becas y cuentas de ahorro para la educación de Arizona, o está matriculado en una escuela pública virtual, el costo total de asistir a KaiPod sería mínimo.

KaiPod participó el año pasado en el prestigioso programa de aceleración de empresas Y Combinator, en Silicon Valley, y ya consiguió 1.5 millones de dólares de financiamiento en capital de riesgo. Amar Kumar, fundador y director general de KaiPod, descubrió que muchas de las familias que se unen a su programa lo hacen porque sus hijos prosperan con la personalización del aprendizaje en línea, a la vez que desean tener acceso diario a un grupo de compañeros y mentores adultos.

Kumar cree que los modelos educativos similares a KaiPod, que reúnen las mejores características de las plataformas de aprendizaje en línea con la crucial interacción de persona a persona, son el futuro de la educación. "Todo comienza cuando los estudiantes reciben un contenido a ser aprendido, algo que sea personal para ellos, a través de otro ser humano y algo que se entregue de manera flexible", me dijo Kumar en una entrevista reciente. "Si podemos mantener esas piedras angulares o pilares en nuestra mente, entonces todas las innovaciones que surjan de ello serán, casi con seguridad, netamente positivas para los niños".

En los últimos dos años, los padres se han visto capacitados para recuperar el control de la educación de sus hijos y explorar, o crear, nuevos modelos educativos. Muchos padres abandonaron las escuelas distritales en 2020 por una variedad de opciones de educación privada, incluyendo la educación en casa y muchos de ellos han decidido no volver atrás. Los emprendedores siguen inventando e innovando, creando nuevas soluciones educativas desde kinder a 12vo grado que funcionan mejor para las familias que los viejos modelos de escolarización. Este ciclo dinámico de empoderamiento, salida y emprendimiento está listo para continuar y acelerarse, ampliando las opciones educativas de más familias. Es un buen momento para ser alumno, padre, educador y empresario.

Este artículo ha sido reproducido con permiso de Forbes.com.