VOLER A ARTÍCULOS
lunes, agosto 2, 2021

Tenemos pruebas de que Uber ha salvado miles de vidas

El servicio de viajes compartidos es más que conveniente, encontró un nuevo estudio.

Composite Image By FEE | Image Credit Flickr | CC via 2.0

Es una locura lo tan rápido que empezamos a dar las cosas por sentado. Estuve en Rapid City, Dakota del Sur en una conferencia hace unas semana y, por primera vez que yo recuerde, Uber y Lyft no estaban disponibles. Las luchas subsiguientes que los asistentes tuvieron al navegar por la pequeña ciudad fueron un ejemplo divertido de #FirstWorldProblems. (Nueve de nosotros nos apiñámos en un minivan que servía como “transporte del aeropuerto” y de hecho, fue un espectáculo gracioso). Sin embargo, también fue un conmovedor recordatorio de cuánto hemos llegado a depender de los valiosos servicios que ofrece la tecnología relativamente nueva de viajes compartidos.

Pero una nueva investigación ilustra que los servicios de viajes compartidos como Uber son más que convenientes: literalmente han salvado miles de vidas.

Un estudio realizado por dos economistas de la Universidad de California en Berkeley examinó el impacto que Uber, específicamente, ha tenido en las muertes de tránsito relacionadas con el alcohol y en el total de muertes en tráfico en los EE.UU. Buscaron investigar una pregunta simple. Al proporcionarle a las personas un medio de transporte alternativo seguro, conveniente y relativamente económico, ¿Uber reduciría la conducción en estado de ebriedad y las muertes por accidentes de tráfico?

Según sus hallazgos, la respuesta es un rotundo sí.

Uber ha reducido las muertes por accidentes de tráfico relacionadas con el alcohol en un 6.1%, encuentra el estudio, lo que equivale a aproximadamente 214 vidas en 2019. De manera similar, Uber redujo las muertes por accidentes de tránsito en un 4%, probablemente al reducir otras formas de conducción peligrosa, como conducir muy cansado. Esto equivale a 494 vidas salvadas en 2019 (y eso es sólo Uber: para comprender el impacto total de la tecnología de viajes compartidos que salva vidas, también tendríamos que tener en cuenta a competidores como Lyft).

Extrapolando estos datos a lo largo de varios años, nos queda la ineludible conclusión de que Uber ha salvado miles de vidas estadounidenses. Este efecto que salva vidas se traduce en $2.3 a $5.4 mil millones en beneficios económicos para los consumidores.

Sin embargo, hay algo más importante aquí que el simple hecho de que los servicios de viajes compartidos sean increíbles. Estos resultados conmovedores son otro recordatorio de que la búsqueda legal de ganancias en un mercado libre no es realmente algo malo, sino que quienes buscan las ganancias ayudan también a toda la sociedad.

Los políticos progresistas y los críticos de izquierda han criticado habitualmente a Uber como una empresa “codiciosa” y “explotadora”, y por lo demás han hecho campaña a favor de su regulación y restricción. Por supuesto, es cierto que las personas que administran Uber y otros servicios de viajes compartidos quieren ganar dinero. Por eso entraron en el negocio. Pero la búsqueda de ganancias no significa que una empresa esté trabajando en contra de los intereses del público.

La realidad de Uber ofrece un marcado contraste. Nos muestra cómo una empresa que desea grandes ganancias en un mercado libre debe satisfacer una necesidad social apremiante y elevar a millones de otras. De hecho, este nuevo estudio encuentra que los beneficios que Uber ha logrado para la sociedad probablemente coincidan con las ganancias que la compañía ha recibido a través de su empresa.

Y Uber no es una excepción en este frente. Como explicó el economista Donald J. Boudreaux, los estudios muestran que “los productores, en promedio, capturan solo un 2.2% de los beneficios totales de su exitosa introducción en los mercados de los avances tecnológicos. [Los consumidores] disfrutan de un enorme 97.8% de esos beneficios”.

Dicho esto, hay también que decir que hay malas maneras de obtener “ganancias”.

Cuando las empresas se benefician de la asociación con el gobierno para bloquear a sus competidores o presionando para obtener subsidios financiados por los contribuyentes, ese tipo de “ganancia” no promueve un bien social. El cabildeo de Amazon por un salario mínimo de $15 y aumentos de impuestos corporativos que sabe que sus competidores más pequeños no pueden permitirse es un buen ejemplo. Los economistas distinguen esto de la búsqueda de ganancias de mercado al referirse a él como “fines de lucro“. Del mismo modo, la “ganancia” obtenida mediante el fraude también es obviamente problemática.

Sin embargo, sigue siendo cierto que cuando los mercados son libres, la búsqueda de ganancias y el éxito requieren la satisfacción de una necesidad social. En el caso de Uber, la búsqueda de ganancias es más que proporcionarle a millones de personas un transporte conveniente: ha salvado miles de vidas.

Recuerde esto la próxima vez que escuche a los críticos del capitalismo criticar la “codicia” y la “búsqueda de ganancias”. De hecho, la verdadera virtud de los mercados libres es que aprovechan el interés propio inherente a la naturaleza humana y lo canalizan para abordar las necesidades de la sociedad.