VOLVER A ARTÍCULOS
jueves, enero 7, 2021

“Las externalidades” no siempre son malas

En economía, los términos tienen significados muy específicos


El aumento del consumo de alcohol entre los jóvenes da lugar a externalidades negativas. El aumento de la proporción de adultos registrados como pacientes de marihuana medicinal en un punto porcentual incrementa la prevalencia del consumo reciente de marihuana entre los adolescentes y los adultos jóvenes en un 5-6% y genera externalidades negativas en forma de un aumento de las muertes por tráfico (7%) y de las muertes por envenenamiento por alcohol (4%).

Esto es del resumen de The Kids Aren’t Alright but Older Adults are Just Fine: Effect of Marijuana Market Growth on Substance Use and Abuse” (Los niños no están bien pero los adultos mayores están bien: el efecto del crecimiento del mercado de la marihuana en el uso y abuso de sustancias), escrito por Rosanna Smart, estudiante de doctorado en economía de la UCLA.

En caso de que pienses que no hay conexión entre la primera frase y la segunda, la hay. En el artículo para el cual este es el resumen, ella afirma que las personas que usan marihuana y luego causan accidentes de tráfico y/o mueren de envenenamiento por alcohol están creando una externalidad negativa.

Consideremos las dos supuestas externalidades a la vez.

Primero, los accidentes de tráfico y las muertes. Ciertamente hay un fuerte argumento para hacer que las personas que usan marihuana y luego causan accidentes de tráfico y muertes están creando una externalidad negativa. Pero hay que argumentar que los accidentes hieren a otras personas, dañan la propiedad de otras personas o matan a otras personas.

Ella no hace eso. Además, no parece poner distinción entre matarse a sí mismo y matar a otros. Si yo, a través de algún acto tonto, me mato pero no daño la propiedad de nadie, ni hiero o mato a nadie más, no he creado una externalidad negativa.

Segundo, envenenamiento por alcohol. Aquí el razonamiento es aún más sencillo. Si el uso de la marihuana me causa la muerte por intoxicación alcohólica, presumiblemente porque la marihuana y el alcohol son complementos, no he creado una externalidad negativa. Me he hecho algo destructivo, que me afecta a mí mismo, pero no hay ninguna externalidad negativa.

Busqué en otra parte del documento de la Sra. Smart si tenía algún indicio de que ella era consciente de lo que necesitaba hacer para presentar la externalidad. Esto, en la página 18, es lo más cerca que encontré:

Si los individuos son racionales y anticipan plenamente las posibles consecuencias negativas del consumo de marihuana en el futuro, entonces cualquier aumento en el consumo inducido por la disponibilidad de marihuana medicinal aumenta el bienestar del consumidor (Becker y Murphy, 1988).

Sin embargo, si las personas subestiman las posibles consecuencias negativas (por ejemplo, el riesgo de dependencia) o cometen errores en sus elecciones de consumo desencadenadas por señales ambientales, este aumento del consumo de marihuana puede disminuir el bienestar social (Laibson, 1997; Bernheim y Rangel, 2004).

Se suele suponer que el consumo por parte de los niños no es óptimo a primera vista, como se refleja en la gama de políticas concebidas para orientar sus decisiones de consumo (por ejemplo, la edad mínima legal para beber, las leyes de escolarización obligatoria y los límites de edad para contraer deudas).

En virtud de cualquier teoría sobre la adopción de decisiones individuales, si el consumo de marihuana genera externalidades negativas, entonces el nivel de consumo socialmente óptimo está por debajo del nivel de consumo óptimo individual logrado en un régimen de libre mercado.

En otras palabras, ella salta de la afirmación totalmente plausible de que los jóvenes pueden tomar malas decisiones, que no redundan en su propio interés a largo plazo, a decisiones que crean externalidades negativas.

Pero recuerde que una externalidad negativa es un costo impuesto a otra persona. Si me mato, me mato a mí mismo.

Este post apareció por primera vez en Econlog.

David R. Henderson

David Henderson es investigador de la Institución Hoover y profesor de economía en la Escuela de Graduados en Negocios y Política Pública de la Escuela Naval de Posgrado de Monterey, California. Es editor de The Concise Encyclopedia of Economics (Liberty Fund) y de los blogs de econlib.org.


  • David Henderson is a research fellow with the Hoover Institution and an economics professor at the Graduate School of Business and Public Policy, Naval Postgraduate School, Monterey, California. He is editor of The Concise Encyclopedia of Economics (Liberty Fund) and blogs at econlib.org.