VOLVER A ARTÍCULOS
lunes, diciembre 4, 2023

Este vídeo de TikTok muestra cómo la derecha está ahuyentando a los jóvenes del capitalismo

Los jóvenes no son copos de nieve por querer una vida mejor.

Crédito de la imagen: Alexis Brown - Unsplash | CC0 1.0 DEED

Recientemente, se ha hecho viral un vídeo de TikTok en el que aparece una zoomer llorando por su trabajo de nueve a cinco. En el vídeo se queja de que tiene que hacer un largo viaje al trabajo porque no puede permitirse vivir en la ciudad. Se levanta temprano y vuelve tarde, y explica que no tiene tiempo para nada más.

Con millones de vistas, el vídeo ha recibido respuestas diversas. En TikTok, el vídeo tuvo una acogida mayoritariamente positiva. Algunos comentaristas dijeron que se sentían identificados, otros culparon al capitalismo por tener su propio y molesto trabajo de nueve a cinco. Mientras tanto, en Twitter, los expertos de derechas aprovecharon la oportunidad para criticar a los jóvenes por ser sensibles y malcriados.

Es tristemente habitual que cuando un joven se queja de un inconveniente, los demás se burlen de él en Internet, sobre todo los boomers. La gente de las generaciones mayores se apresura a sacar a relucir argumentos trillados, como “¡quizá si dejaras de comprar tantos cafés de Starbucks, estarías mejor!”. También pueden intentar competir diciendo que en su día lo pasaron peor. Con demasiada frecuencia, los jóvenes son vistos como “vagos” o “copos de nieve”.

Pero, ¿realmente los jóvenes lo tienen mejor?

En algunos casos, sí. Nuestros padres no tenían la misma tecnología ni el mismo acceso al ocio que nosotros damos por sentado cada día. Hace sólo unas décadas había que ir a Blockbuster para alquilar una película. Ahora, no sólo tenemos acceso a servicios de streaming como Netflix y Hulu a un precio relativamente barato, sino que también tenemos un sinfín de entretenimiento de vídeo gratuito en YouTube.

Pero esa no es la historia completa.

Los jóvenes no están bien

Como todas las generaciones, los zoomers se enfrentan a desventajas. Uno de los mayores retos a los que se enfrentan los jóvenes hoy en día es encontrar un lugar asequible donde vivir. Para muchos jóvenes ya es bastante difícil permitirse un alquiler, por no hablar de ahorrar para una hipoteca. Como describe la Tiktoker en el vídeo, no puede permitirse vivir cerca de su lugar de trabajo.

La crisis de la vivienda tiene mucho que ver. Debido a la burocracia y a la regulación urbana, la oferta de viviendas es muy limitada. Sobre todo en las ciudades, donde la demanda es muy superior a la oferta.

Podría parecer que hay una solución fácil: construir más viviendas. Pero ampliar la vivienda en las ciudades es impopular. Como ha explicado Patrick Carroll

Con respecto a la oferta, hay básicamente dos maneras de expandirse: hacia arriba y hacia fuera. Por un lado, las ciudades pueden construir viviendas más altas y de mayor densidad. Por otro, pueden construir en nuevos terrenos a las afueras de la ciudad.

El problema es que ambas opciones son muy impopulares. Con respecto a la construcción hacia arriba, mucha gente se opone ferozmente a los desarrollos de alta densidad en sus comunidades locales y, como resultado, la mayoría de los municipios tienen estrictas leyes de zonificación que impiden o al menos limitan este tipo de iniciativas.

Sin embargo, si se sugiere construir hacia el exterior, rápidamente se topa uno con la ira de los ecologistas, que tienen la misión de mitigar la expansión urbana, y los ecologistas también han aprobado muchas normativas sobre el uso del suelo. El Cinturón Verde de Ontario, por ejemplo, es una franja de 2.000.000 de acres que rodea Toronto y que está permanentemente protegida del desarrollo por consideraciones medioambientales.

Además, los jóvenes se enfrentan a otros retos financieros que los boomers no tenían a su edad. A la hora de ahorrar para el alquiler o la hipoteca, las políticas del Gobierno, incluidas la inflación y los impuestos, están mermando nuestros ingresos más que en el pasado. Además, los jóvenes han caído en la trampa de los préstamos estudiantiles abusivos -una trampa que ha ido empeorando en las últimas décadas-, lo que significa que los licenciados tienen menos dinero en el bolsillo a final de mes.

La vía del zoomer al socialismo

Está claro que los jóvenes se enfrentan a problemas. Sin embargo, los boomers hacen la vista gorda y se burlan de los lujos de Netflix y Starbucks que los zoomers y los millennials dan por sentados.

Al sentirse poco escuchados y tratados con condescendencia por las generaciones mayores, que se niegan a reconocer sus problemas, muchos jóvenes se vuelven hacia el socialismo, que reconoce sus problemas y los diagnostica como culpa del capitalismo. La mayoría de los jóvenes del Reino Unido prefieren el socialismo al capitalismo, y culpan de problemas como la crisis inmobiliaria al libre mercado. Pero esto no hace sino agravar el problema. Cuando aplauden la intervención del gobierno, los jóvenes están abogando por más de lo que está causando sus problemas en primer lugar.

Si queremos evitar que los jóvenes se desilusionen con el capitalismo, tenemos que reconocer honestamente los problemas a los que se enfrentan en lugar de desestimarlos. La razón por la que la TikToker no puede permitirse el mismo nivel de vida que probablemente tenían sus padres no es culpa del capitalismo. Es culpa del gobierno. Si abordamos estas cuestiones con la consideración que merecen, podremos evitar que los jóvenes se caven su propia tumba.


  • Jess Gill is the Communications and Social Manager for Ladies of Liberty Alliance (LOLA) and a Hazlitt Fellow with the Foundation for Economic Education.