VOLVER A ARTÍCULOS
martes, junio 14, 2022

Por qué son tan raros los niños prodigio en Economía

¿Dónde están todos los niños prodigio en Economía?

Crédito de la imagen: iStock

Recientemente estuve viendo un video titulado La prueba que Tao Terence pasó a la edad de 7 años. Para quienes no lo sepan, Tao Terence fue un matemático que empezó siendo un niño prodigio. Desde muy joven fue detectado por su talento y cuando sus compañeros tenían problemas con las Matemáticas básicas, él ya estaba en la universidad.

Esto me hizo pensar: ¿dónde están todos los niños prodigios en Economía?

Sólo se me ocurre una persona que podría encajar en esta categoría: John Stuart Mill. Bajo la dirección de su igualmente brillante padre James Mill, a quien Murray Rothbard se refirió como el Lenin del Laissez -Faire, Mill se convirtió en uno de los más rigurosos eruditos del siglo XIX.

Desde los ocho años ya había leído a Heródoto y algunos de los Diálogos de Platón, y a los doce era capaz de comprender los textos de los escritores griegos y latinos en su lengua original. La Economía era sólo uno de los muchos intereses de Mill. Estudió Filosofía, teoría política, fue diputado y luchó por la igualdad de derechos de las mujeres. Sus libros más famosos son: Un sistema de lógica, Utilitarismo, El sometimiento de la mujer, Principios de economía, Sobre la libertad, Autobiografía y Socialismo.

Hay algunas razones por las que existen tan pocos niños prodigio en Economía y en las Ciencias Sociales en general, en comparación con las ciencias puras y las Matemáticas. En primer lugar, la Economía no es intuitiva del mismo modo que las Matemáticas. Si se aprenden los principios fundamentales de las Matemáticas y se tienen altas capacidades intelectuales, se puede entender la mayor parte de las Matemáticas en muy poco tiempo, ya que se basan en la lógica, y la lógica es siempre y en todas partes la misma. El cuadrado de la hipotenusa es la suma de los cuadrados de los otros dos lados de un triángulo rectángulo, ayer, mañana y siempre y en cualquier lugar del universo.

La Economía, sin embargo, requiere percibir el mundo que le rodea para poder hacer cualquier observación significativa. Al observar lo que ocurre en la sociedad, empiezas a tener pensamientos y cosas que meditas, como el proceso de entender cómo funciona la Economía. La primera tarea es verla, la siguiente es reducirla a su causa. Ambas partes son difíciles. Cuando digo ver algo no me refiero sólo a mirar las estadísticas. Para que alguien se ponga a hacer estadísticas sobre un tema tiene que creer que vale la pena el esfuerzo de tener información precisa sobre él. Hay que encontrar la manera de ver lo que realmente importa en una Economía compleja y luego desmontarla para examinarla.

También hay otro punto menor que impide que aparezcan niños prodigio en Economía. Para llegar a ser un economista influyente, hay que tener intereses interdisciplinarios. Las matemáticas, la filosofía, la política, la sociología, la historia y el derecho son útiles de un modo u otro para tratar de entender la Economía. Compárese con las Matemáticas, donde lo único que se necesita para entender la Geometría es, bueno, la Geometría.

Alguien puede argumentar en contra de mi posición diciendo que esta falta de niños genios se debe a que no se nos enseña Economía en una etapa temprana de la vida, en comparación con la Física o las Matemáticas. De hecho, en muchos países las clases de Economía no empiezan hasta la secundaria, si es que empiezan. Sin embargo, aunque los niños recibieran clases de Economía a una edad temprana, nada cambiaría significativamente. Como se ha dicho antes, la Economía requiere una comprensión del entorno que sólo llega a partir de cierta edad. A los alumnos de la escuela primaria se les podría enseñar Economía avanzada, pero sólo podrían comprenderla a nivel superficial.

En resumen, la naturaleza de la Economía la hace poco propicia para los niños prodigios. No tiene el carácter directo de las Matemáticas y requiere una serie de intereses interdisciplinarios que el joven economista debe comprender también para progresar en su campo. Y la educación temprana no va a tener un impacto significativo. Esto no quiere decir que las ciencias físicas o las ciencias sociales sean mejores, sólo señalar las diferencias entre ellas.

P.D. Tibees, el YouTuber que publicó el video mencionado anteriormente (ver más abajo), tiene un montón de contenido similar que trata de la Física y las Matemáticas que vale la pena comprobar para los interesados.




  • Chris Loukas was born in Greece and is an economic journalist.