VOLVER A ARTÍCULOS
viernes, diciembre 3, 2021

Joe Biden es sorprendido sin mascarilla, violando los mandatos (otra vez)

No es la primera vez que Biden incumple los requisitos de máscaras por el COVID-19.


Si los políticos no tuvieran un doble estándar, no tendrían ningún estándar. Al menos, esa es la conclusión aparentemente ineludible que ofrece la última vez que el presidente Biden hace alarde de las normas sobre máscaras.

El presidente pasó sus vacaciones en Nantucket, Massachusetts. Mientras estaba allí, visitó una tienda local y fue captado por la cámara sin máscara dentro de la tienda, a pesar de un claro cartel que exigía el uso de máscaras y una ordenanza local que exige el uso de mascarillas en espacios interiores.

https://twitter.com/brad_polumbo/status/1465317008640249859?ref_src=twsrc%5Etfw

“El presidente fue visto dentro de la tienda *Murray’s Toggery en la isla de Nantucket el sábado con su mascarilla alrededor del cuello y sin cubrir su boca a pesar de un cartel visible fuera de la puerta que instruye a los clientes a usar una máscara”, informa *Fox News. “Según el cuerpo de prensa de la Casa Blanca, Biden salió de la tienda a las 16:45 con la máscara puesta y bebiendo lo que parecía ser un batido”. (El cartel de la tienda no dice “a menos que esté bebiendo”. Dice que hay que llevar una mascarilla).

En el fotograma que se muestra arriba, se puede ver claramente al presidente sin mascarilla, mientras que otras personas en el interior están usándolas, incluyendo un niño pequeño que casi con seguridad corre mucho menos riesgo de contraer COVID-19 que Biden.

No es la primera vez que Biden hace caso omiso de los requisitos de la mascarilla debido al COVID-19. En octubre, el presidente y su esposa violaron la obligación de llevar mascarilla en Washington, DC, cuando visitaron el elegante restaurante *Fiola Mare en Georgetown. Un video muestra cómo caminaban por el restaurante sin mascarilla mientras el personal, vestido con mascarillas negras, los rodeaba.

Por desgracia, los Biden no son una excepción. Literalmente, docenas de políticos han sido sorprendidos violando sus propias políticas de pandemia y mandatos de mascarillas. Asimismo, las figuras de los medios de comunicación que han defendido los mandatos de las mascarillas no siempre practican lo que predican, como expuso recientemente Jack Elbaum de la *Fundación para la Educación Económica (FEE).

No es que Biden o estas otras personas estén haciendo algo intrínsecamente malo con sus excursiones sin mascarillas. Es muy posible que no lo hagan. Es una cuestión de su nivel de comodidad individual y de su evaluación personal del riesgo, teniendo en cuenta una serie de factores pandémicos. Pero la hipocresía de imponer mandatos a otros mientras los violan en privado es horrible e inaceptable.

Sin embargo, es casi inevitable en los sistemas de poder concentrado en el gran gobierno. Como dice el refrán, el poder absoluto corrompe absolutamente. La única manera de evitar que los políticos hipócritas incumplan las normas que imponen en nuestra vida personal es limitar su capacidad de aplicar esas normas en primer lugar.