VOLVER A ARTÍCULOS
martes, abril 23, 2024

¿Eres nuevo en economía? Aquí tienes 5 libros electrónicos gratuitos para empezar

Inicia tu viaje a un hermoso mundo de orden espontáneo e interacción humana.


La economía puede parecer una asignatura abrumadora. El recién llegado puede imaginársela como un montón de ecuaciones y gráficos extravagantes, con un vocabulario que suena como una lengua extranjera. Sin embargo, puedo asegurarte que la economía es un mundo hermoso y no tan complicado como podrías creer. De hecho, la economía empieza con la acción humana individual. Si puedes entender que los seres humanos actúan con un propósito, estás en el buen camino para entender la economía.

Para ayudarte a aprender desde cero, he recopilado una lista de 5 libros electrónicos gratuitos, clasificados desde los más fáciles de entender hasta los más avanzados. Recorrer esta lista te dará una nueva perspectiva de lo que es realmente la economía, herramientas y terminología para hablar de economía con los mejores, ejemplos de conceptos económicos erróneos comunes y un nivel básico de comprensión para iniciar tu inmersión en material más avanzado. ¿Listo para empezar? Tu aventura te espera a continuación:

1. “Yo, lápiz” – Leonard E. Read

Este ensayo atemporal y que cambia la perspectiva fue escrito originalmente por el fundador de la FEE, Leonard E. Read, en 1958 y es una lectura obligada para cualquier persona que sienta curiosidad por la economía. Read cuenta una historia a través de los ojos de un lápiz que detalla las innumerables fuerzas que hay detrás de la producción de mercado, y cómo ninguna persona por sí sola podría poseer los conocimientos o los recursos necesarios para producir algo así. (Es el primer libro de economía que leí, y transformó por completo mi forma de ver el mundo).

Yo, Lápiz, por simple que parezca, merezco tu asombro y admiración, una afirmación que intentaré demostrar. De hecho, si eres capaz de comprenderme -no, eso es pedir demasiado a cualquiera-, si eres capaz de tomar conciencia de la milagrosidad que simbolizo, podrás ayudar a salvar la libertad que la humanidad está perdiendo tan desgraciadamente. Tengo una profunda lección que enseñar. Y puedo enseñar esta lección mejor que un automóvil, un avión o un lavavajillas mecánico porque, bueno, porque soy aparentemente tan simple.

¿Simple? Sin embargo, ni una sola persona sobre la faz de la tierra sabe cómo hacerme. Suena fantástico, ¿verdad? Sobre todo cuando nos damos cuenta de que cada año se fabrican en Estados Unidos unos mil quinientos millones de mi tipo.

2. Fundamentos de la Ciencia Económica – Faustino Ballvé

Escrito originalmente en español por el profesor Faustino Ballvé en México, el ya mencionado Leonard Read tropezó con este libro y decidió publicarlo en inglés. Este manual de 99 páginas te familiarizará con los principios, ideas y aplicaciones más básicos de la economía. Ballvé te ayudará a entender qué es realmente la economía y, a partir de ahí, te ayudará a comprender mejor sus implicaciones.

…el ámbito económico está constituido por la acción humana dirigida a la satisfacción de los deseos mediante el ejercicio del poder de elección. La economía es, en consecuencia, el estudio de esta actividad económica del hombre. No se ocupa de problemas filosóficos o morales, ya que la ciencia económica no es adjudicativa, sino descriptiva.

3. Economía en una lección – Henry Hazlitt

Me enorgullece decir que he participado en la publicación de la última edición de este libro. Sin embargo, su linaje se remonta a 1946, cuando la FEE acababa de empezar y publicó este libro como uno de los primeros. Fue escrito por el economista Henry Hazlitt, que fue uno de los primeros editores de The Freeman (que la FEE dirigió de 1956 a 2016). En su obra, Hazlitt te presentará lecciones económicas intemporales, te ayudará a comprender las consecuencias imprevistas de las acciones políticas y también te ayudará a identificar conceptos económicos erróneos comunes, como “la falacia de la ventana rota.”

…hay un segundo factor principal que engendra nuevas falacias económicas cada día. Se trata de la persistente tendencia de los hombres a ver sólo los efectos inmediatos de una política determinada, o sus efectos sólo sobre un grupo especial, y a descuidar la indagación de cuáles serán los efectos a largo plazo de esa política no sólo sobre ese grupo especial sino sobre todos los grupos. Es la falacia de pasar por alto las consecuencias secundarias.

En esto radica casi toda la diferencia entre la buena y la mala economía. El mal economista sólo ve lo que le llama inmediatamente la atención; el buen economista también mira más allá. El mal economista sólo ve las consecuencias directas de un curso propuesto; el buen economista mira también las consecuencias indirectas y a más largo plazo. El mal economista sólo ve cuál ha sido o será el efecto de una determinada política en un grupo concreto; el buen economista indaga también cuál será el efecto de la política en todos los grupos.

4. Introducción a la economía austriaca – Thomas C. Taylor

Después de haber recibido una sólida base de economía, es hora de aventurarse en la escuela austriaca, cuyas contribuciones únicas a menudo se pasan por alto, pero son algunas de las más importantes de entender. Los austriacos rechazaron los puntos de vista macroeconómicos matemáticos y, en su lugar, optaron por centrarse en la acción individual microeconómica. Desacreditaron la tradicional “teoría laboral del valor” y en su lugar idearon una “teoría subjetiva del valor“. Otras contribuciones incluyen la toma de decisiones marginales, la teoría del ciclo económico y el problema del cálculo económico.

Puede que parezcan ideas complicadas, pero este manual austriaco de Thomas C. Taylor te las presentará de forma exhaustiva y paso a paso. (Es la mejor introducción gratuita que he podido encontrar, pero si te parece demasiado complicada y no te importa comprar su libro, te recomiendo encarecidamente Choice, del economista Bob Murphy). 

El análisis austriaco utiliza como datos la naturaleza humana y las realidades del predicamento humano. Los valores humanos individuales y las acciones humanas, en medio de medios limitados, incluido el conocimiento percibido, se sitúan en el centro de la ciencia económica. Los factores del error humano, la incertidumbre del futuro y el ineludible paso del tiempo deben recibir la debida atención. Este enfoque analítico atraviesa las aparentes complejidades de una economía de mercado avanzada y proporciona una comprensión básica del proceso económico mediante el examen de los elementos esenciales del mercado. Se disipa toda mística en torno a la economía, los precios de mercado, los beneficios y pérdidas empresariales, los tipos de interés, la inflación y las recesiones y depresiones económicas. Estos fenómenos no son inexplicables ni carecen de causa, como se demostrará en secciones posteriores.

5) “Fundamentos de la economía austriaca” – Israel Kirzner

Por último, si deseas profundizar más en la economía austriaca, esta recopilación de conferencias y artículos de la FEE del economista austriaco Israel Kirzner te ayudará a comprenderla mejor. Kirzner te proporcionará una breve historia de la economía austriaca, una comprensión básica de la microeconomía, la importancia del espíritu empresarial y la singular historia que la FEE ha desempeñado en el desarrollo de la escuela austriaca. Si después de esto aún tienes hambre, te recomiendo algunas lecturas más avanzadas, como La acción humana o El liberalismo de Ludwig von Mises.

El carácter sistemático del proceso de mercado se deriva, desde el punto de vista austriaco, de la interacción de las acciones de los seres humanos emprendedores. Los empresarios actúan de forma imaginativa y creativa, tratando de identificar y aprovechar las oportunidades de beneficio del mercado (generadas por las anteriores limitaciones de visión de los empresarios). Como resultado de la interacción de estos actos de visión empresarial, los precios de los productos y las cantidades de productos puestos a la venta tienden a dirigirse sistemáticamente hacia la configuración de precio/cantidad de equilibrio del mercado.