VOLVER A ARTÍCULOS
martes, septiembre 7, 2021

El trabajo de tus sueños y tu mentor ideal: Cómo conseguir ambos a través del Networking

Puedes crear una máquina que te traiga oportunidades.


Envidio a la gente que acaba de empezar su carrera.

Envidio a la gente sin habilidades, sin experiencia y sin nada que ofrecer.

¿Por qué?

Porque tienen más espacio para aprender y crecer que alguien cuyo tiempo ya es valioso y se está agotando.

Puedes crear una máquina que te traiga oportunidades cuando estás en esta etapa de tu carrera. Las máquinas son agradables. Las máquinas funcionan. Las configuras, las mantienes y hacen su trabajo.

Puedes crear tu propia Máquina de Oportunidades que beneficie tu carrera.

La Máquina de Oportunidades es un sistema y una forma de pensar para tu carrera que, cuando se configura y mantiene adecuadamente, te traerá nuevas oportunidades. No tendrás que luchar para encontrar el crecimiento, el crecimiento simplemente ocurrirá.

Puedes hacerlo a través de la creación de redes, consiguiendo un mentor, y luego consiguiendo el trabajo de tus sueños.

La falta de experiencia es algo bueno

Durante años, he ayudado a jóvenes profesionales a empezar y avanzar en sus carreras. A lo largo del camino, he aprendido algunas cosas importantes. Sobre todo, he aprendido que la falta de experiencia puede ser una ventaja al principio.

Cuando eres joven y tienes pocas habilidades y experiencia, tu tiempo no vale tanto. Tus decisiones tienen un bajo costo de oportunidad.

Cuando eres joven y tienes pocas habilidades y experiencia, tu tiempo no vale tanto. Tus decisiones tienen un bajo costo de oportunidad.

¿Cuáles son las cosas de mayor valor que puedes hacer y qué pasa si no las haces? Puedes estudiar, puedes ir a tu trabajo de servicio y puedes disfrutar del tiempo libre. Eso es todo. Si no inviertes tu tiempo sabiamente, pasan muy pocas cosas. Puede que te den un tirón de orejas o que te sientas mal por perder el tiempo, pero el mundo no se acaba.

A medida que te haces mayor y tienes más experiencia, asumes nuevas responsabilidades. Tu tiempo se vuelve más valioso. Las asumes en función de tu habilidad o en función de la necesidad. Puede que seas la mejor persona para dirigir un equipo de líderes, o la mejor persona para desarrollar un producto específico, o muy hábil en un oficio específico. O, simplemente, puedes tener personas que cuentan contigo: familiares, amigos, acreedores o empleados. Si no inviertes tu tiempo sabiamente, ocurren cosas malas. El producto no se lanza. Las reuniones no se celebran. El inventario no se vende. Tu familia pasa hambre. Te embargan la casa. Los cobradores empiezan a llamar.

Aquí entra en juego el valor de encontrar mentores y asesores cualificados. Las personas muy ocupadas tienen que realizar tareas. Saben que algunas tareas son más valiosas que otras y requieren más habilidad, por lo que se centran en ellas. Se trata de las tareas de gestión, las calificadas y las técnicas. Pero su lista de tareas se prolonga durante días, y siempre hay elementos en ella que deben hacerse.

Para la persona con poco tiempo, recoger los elementos de poco valor de la lista de la persona muy ocupada sigue siendo un valor añadido.

Imagina a un joven que quiere ser artista. Encuentra a un artista que puede proveerse alimento y comercializar su arte. Se da cuenta de que, dado que esta persona tiene un relativo éxito, su tiempo es valioso y probablemente no consigue hacer todo lo que le gustaría hacer todos los días.

En lugar de limitarse a leer cómo convertirse en un exitoso artista, pueden enviarles un correo electrónico y aprender directamente de esa persona.

Haz un verdadero alcance

Y en lugar de enviar un correo electrónico que sólo diga: “¡Déjame ayudarte!” (lo cual es terrible, por favor, no lo hagas), puedes llegar a esa persona y decirlw: “Basándome en lo que sé sobre artistas exitosos como tú, podrías beneficiarte de tener una presencia en esta forma de medios de comunicación/hacer difusión para eventos/[algo basado en una mínima investigación en Internet]”. (He reunido un conjunto de doce guiones para correo electrónicos de alto rendimiento disponibles al final de la página).

Incluso si el aspirante a artista se equivoca en lo que cree que necesita un artista exitoso, el hecho de que haya investigado y se haya tomado el tiempo de elaborar una propuesta clara de lo que puede hacer es prometedor. A menudo, recibirán una respuesta con una oportunidad.

Ahora, en lugar de limitarse a leer sobre cómo ser artista, pueden aprender directamente de alguien que ya tiene éxito en el oficio.

Si se aplica esto a la mayoría de las carreras no profesionales (por ejemplo, derecho o medicina), funciona de maravilla.

¿Por qué? Se trata de un enfoque de valor añadido para el desarrollo de la carrera. El enfoque del valor añadido comienza con la humildad de saber que no tienes mucho que ofrecer, pero también con la confianza de ser lo suficientemente competente como para encontrar valor.

No hace falta ser hábil para ser competente. Hace falta paciencia, tiempo y ganas de aprender.

No hace falta ser hábil para ser competente. Hace falta paciencia, tiempo y ganas de aprender.

Las personas competentes valen lo que pesan en oro.

En mi propia carrera, ascendí rápidamente a través de las posibilidades que tenía ante mí porque era competente. Cuando llegué al punto en el que mi tiempo era demasiado valioso para hacer todo lo que quería lograr, busqué por todas partes una persona ultra competente. La encontré y es mi recomendación para cualquiera que busque a alguien que haga las cosas. Voy a canjear toda la experiencia social que he desarrollado con otras personas por ella y por personas ultracompetentes como ella.

Asciende tu red

Asumiré ese enorme riesgo con ella porque me ha demostrado que no es un lastre. Sé que cuando la presente a alguien más ocupado e importante que yo, no me avergonzará.

No todo el mundo es así, y la gente bien relacionada lo sabe. Saben que no pueden y no harán la mayoría de las presentaciones que la gente les pide porque esas personas o bien no han demostrado su competencia (o su falta de ser un lastre), o bien saben que esas personas son un lastre.

Sin embargo, si eres competente, puedes incrementar rápidamente el tamaño de una red a nivel mundial absorbiendo las conexiones de una Persona Muy Ocupada cuyo tiempo ahorras y valor creas.

A medida que adquieras más habilidades y experiencia trabajando para la primera Persona Muy Ocupada a la que llegaste a ser, podrás especializarte y concentrarte más en lo que quieres hacer. Tal vez la primera persona con la que empezaste ya no te ofrece la oportunidad que necesitas para crecer, así que ahora puedes hacer lo mismo que antes y aprovechar las habilidades y la experiencia que adquiriste con la primera persona para encontrar un nuevo mentor o asesor.

Para robarle una frase a James Altucher, los mentores se actualizan. Si nunca actualizas los mentores, no estás creciendo.

Siempre habrá personas que estén más especializadas que tú en algún área, en la que quieras crecer, o que sepan más que tú en esa área.

Siempre habrá personas que estén más especializadas que tú en algún área en la que quieras crecer o que sepan más que tú en esa área. Siempre podrás quitarles algo de encima. Las mejores personas para empezar son aquellas que tienen el suficiente éxito como para tener los platos llenos, pero no tanto como para tener mayordomos y ejércitos de asistentes personales.

Esta es la máquina de las oportunidades. Aprovecha tu falta de experiencia y habilidades como una oportunidad para sacar experiencias de aprendizaje de los platos de personas más experimentadas y ocupadas que tú.

Unas palabras de advertencia

En realidad, hay cuatro tipos de personas en el mundo, y todas son subconjuntos de las dos categorías anteriores (personas cuyo tiempo es valioso y personas cuyo tiempo no lo consideran valioso).

¿Recuerdas lo que dije sobre el ser competente y que ser competente es difícil de conseguir? La incompetencia no es difícil de encontrar. Hay mucha gente que valora poco el tiempo y es incompetente. Hay mucha gente que tiene un alto valor temporal y es incompetente.

Si eres una persona con un valor temporal bajo y acabas trabajando con alguien con un valor temporal alto que es incompetente, estás trabajando con un esclavo de la deuda.

Si eres una persona con un valor temporal bajo y acabas trabajando con alguien con un valor temporal alto que es incompetente, estás trabajando con un esclavo de la deuda. Los Esclavos de la Deuda tienen que hacer todo porque sacrificaron el futuro por el presente. Pueden tener deudas literales y estar luchando contra los acreedores constantemente. Pueden tener deudas sociales y vivir bajo el miedo a las represalias. Pueden tener deudas de salud y estar constantemente enfermos y estresados.

Evita trabajar con estas personas siempre que puedas. Más allá de tener menos oportunidades que realmente te proporcionen crecimiento, son malos modelos de cómo pensar en el futuro. Recuerda que invertir es sacrificar el presente por el futuro. No es necesario ser un mendigo para tener éxito, pero no aprendas del Esclavo de la Deuda para salir adelante.

La persona que hay que buscar es la Persona Muy Ocupada (PMO). Esta persona puede ser difícil de contactar, pero es la persona que generalmente tiene su vida resuelta, pero que puede valorar más ayuda. Pueden tener deudas, pero no son esclavos de ellas. La deuda es una herramienta para ellos. Tienen habilidades y su tiempo se valora.

Cuida tu capacidad celosamente. No te conviertas en un perezoso. Hay muchas personas cuyo tiempo no es valioso y que son incompetentes. Lo mejor que pueden hacer es pasar por alto y no consiguen cumplir (ni siquiera establecer) los plazos.

Intenta mantenerte en la posición de la Máquina de las Oportunidades todo el tiempo que puedas. A medida que crezcas y tengas éxito, pasarás a ser tu propia PMO, pero cuando aspires a alcanzar objetivos cada vez más grandes, encontrarás PMOs relativamente más grandes. Siempre habrá un pez más grande que tú en algún área de tu vida; sé humilde y busca la oportunidad.

Ve por ello

Un buen punto de partida es asistir a las conferencias a las que asisten las Personas Muy Ocupadas. Yo empecé mi carrera en un seminario de la Fundación para la Educación Económica (FEE). Puedes empezar en FEEcon. Asiste a las sesiones de los ponentes que admiras, habla con ellos, hazles preguntas, trátalos de manera personal, hazles seguimientos. Tómate el tiempo necesario para establecer una relación.

Averigua qué quieres hacer. Aquí tengo algunos ejercicios para completar las frases que suelen ayudar si te atascas.

Encuentra a gente que esté logrando el éxito. Encuentra mentores, asesores y entrenadores. Si puedes, trabaja con el primero y contrata al tercero.

Propón soluciones reales. Incluso si no muerden las soluciones concretas, apreciarán tu persistencia y especificidad. Tengo algunos guiones para correos electrónicos que ayudarían a ello.

Sé competente. Cumple los plazos. Responde los mensajes con rapidez. Sé sincero cuando falles (como hacemos todos al final).

Repite. Acumularás experiencia social con esta persona a medida que le quites las tareas de encima. Puedes utilizar esa experiencia social para seguir los mismos pasos con las personas que conocen.

Una versión de este artículo apareció originalmente en ZakSlayback.com.


  • Zak Slayback is a venture capital and private equity professional and a small business owner. He is the author of How to Get Ahead (McGraw-Hill, 2019) and wrote the foreword to John Taylor Gatto's Dumbing Us Down (New Society Publishers, 2017). He lives in the United States and writes at ZakSlayback.com. He is a Eugene S. Thorpe Fellow and FEE alum.