VOLVER A ARTÍCULOS
sábado, agosto 15, 2020

El “Nuevo Acuerdo” de Roosevelt empeoró y prolongó la Gran Depresión

La gigantesca expansión del gobierno federal socavó la prosperidad.


En una entrevista con una organización económica de la India el mes pasado, traté muchos los problemas económicos asociados con el coronavirus (repercusiones fiscales, sobreregulación, subsidios al desempleo, etc.).

Pero quiero destacar este corto clip ya que tuve la oportunidad de explicar cómo el New Deal o “Nuevo Acuerdo” hizo que la Gran Depresión fuera más profunda y larga.

Para los recién llegados a este tema, New Deal es el término utilizado para describir las diversas políticas tomadas para ampliar el tamaño y el alcance del gobierno federal adoptadas por el Presidente Franklin Delano Roosevelt (también conocido como FDR) durante la década de 1930.

Y he citado anteriormente a muchos expertos para mostrar que sus políticas socavaron la prosperidad. De hecho, una de mis principales quejas es que duplicó muchas de las malas políticas adoptadas por su predecesor, Herbert Hoover.

Volvamos a la pregunta hoy viendo lo que otros académicos han escrito sobre el New Deal. Empecemos con un análisis de Robert Higgs, un historiador de la economía muy respetado.

…como muchos observadores afirmaron en su momento, el New Deal prolongó la depresión. …FDR y el Congreso, especialmente durante las sesiones del Congreso de 1933 y 1935, adoptaron políticas intervencionistas en un amplio frente. Con su masa desconcertante e incoherente de nuevos gastos, impuestos, subsidios, reglamentos y participación directa del gobierno en las actividades productivas, el New Deal creó tanta confusión, temor, incertidumbre y hostilidad entre los empresarios e inversores que la inversión privada, y por lo tanto la actividad económica privada en general, nunca se recuperó lo suficiente como para restablecer los altos niveles de producción y empleo de los que se disfrutaba en el decenio de 1920. …la economía norteamericana entre 1930 y 1940 no logró añadir nada a su capital social: la inversión privada neta para ese período de once años totalizó menos 3.100 millones de dólares. Sin acumulación de capital, ninguna economía puede crecer. …Si la demagogia fuera un medio poderoso para crear prosperidad, entonces FDR podría haber sacado al país de la depresión en poco tiempo. Pero en 1939, diez años después de su inicio y seis años después del comienzo del New Deal, 9,5 millones de personas, o el 17,2% de la fuerza laboral, permanecían oficialmente desempleadas.

Escribiendo para el Instituto Americano de Investigación Económica, el Profesor Vincent Geloso también encuentra que el New Deal de FDR perjudicó más de lo que ayudó.

…digamos claramente lo que está en juego: ¿el New Deal detuvo la caída o prolongó la Gran Depresión? …La cuestión que los macroeconomistas tienden a considerar es si el rebote fue lo suficientemente rápido para volver a la línea de tendencia. …El gráfico a continuación muestra el PIB per cápita observado entre 1929 y 1939 expresado como la relación de lo que habría sido el PIB per cápita si hubiera continuado la tendencia de crecimiento entre 1865 y 1929. En ese gráfico, una relación de 1 implica que el PIB real es igual a lo que predice la línea de tendencia. …Como puede verse, en 1939, los Estados Unidos no estaban ni cerca de la línea de tendencia. …La mayoría de los historiadores económicos que han escrito sobre el tema coinciden en que la recuperación fue débil en todos los sentidos y palideció en comparación con lo que se observó en otros lugares. …también hay un amplio nivel de acuerdo en que otras políticas prolongaron la depresión. La que más críticas ha recibido de los historiadores económicos es la Ley de Recuperación Industrial Nacional (NIRA). …En esencia, constituyó una pieza de legislación que alentó la cartelización. Por definición, esto reduciría la producción y aumentaría los precios. Como tal, a menudo se le acusa de haber retrasado la recuperación. …otros conjuntos de políticas (como la Ley de Ajuste Agrícola, la Ley de Relaciones Laborales Nacionales y la Ley de Recuperación Industrial Nacional)… eran muy probablemente contraproducentes.

Aquí está uno de los gráficos de su artículo, que muestra cómo la economía nunca recuperó la producción perdida durante los años 30.

En una columna para CapX, el profesor Philip Booth añade algunas pruebas interesantes sobre cómo el Reino Unido adoptó un enfoque más inteligente en la década de 1930.

…el Reino Unido tuvo una Gran Depresión relativamente buena según los estándares internacionales. Hubo una política fiscal extremadamente conservadora (mucho más que durante la llamada austeridad después de 2008) y, sin embargo, la economía se recuperó. En el período 1930-1933, el déficit promedio del sector público fue de sólo el 1,1% del PIB. Y sólo hubo dos años de crecimiento negativo del PIB (1930 y 1931). En 1938, el crecimiento del PIB había sido lo suficientemente rápido como para que el país volviera a la tendencia del ingreso nacional como si la Gran Depresión nunca hubiese ocurrido. …En el Reino Unido, teníamos un ambiente regulatorio estable, un mercado liberalizado de terrenos para construcción y austeridad fiscal. …aunque Roosevelt es a menudo considerado como el gran salvador, no es nada de eso. …tomando el período 1929-1939 en su conjunto, el crecimiento real del PIB fue sólo del 1% anual. No hubo un retorno a la tendencia de los niveles de ingreso nacional. …el desempleo en los EE.UU. era mucho más alto que en el Reino Unido. Para que la economía opere con esos niveles de desempleo por tanto tiempo requiere algunas políticas muy malas. …La regulación arbitraria dañó a los negocios y creó “incertidumbre política” y se elevaron las tasas impositivas marginales más altas.

Por si sirve de algo, también creo que vale la pena comparar lo que ocurrió en los años 30 con la genuina recuperación económica de la profunda recesión de 1920-21.

O bien, miren cómo la economía se disparó después de la Segunda Guerra Mundial a pesar de que los keynesianos predijeron que la economía volvería a caer a una depresión, sin una expansión masiva del gasto interno.

Sin embargo, como se ilustra en esta caricatura, algunas personas todavía quieren culpar al capitalismo por los problemas causados por el gobierno.

P.D. FDR no sólo quería una tasa impositiva del 100%, sino que intentó imponerla sin aprobación legislativa.

P.D.1 FDR también quería una “Carta de Derechos Económicos” que creara un derecho de gran alcance para el dinero de otras personas.

P.D.2  Este video resume las horribles políticas de Hoover y FDR.


Este artículo fue reimpreso con el permiso de International Liberty.


  • Daniel J. Mitchell is a Washington-based economist who specializes in fiscal policy, particularly tax reform, international tax competition, and the economic burden of government spending. He also serves on the editorial board of the Cayman Financial Review.