Alerta de Estado Paternalista: La FDA se prepara para prohibir los cigarrillos con sabor a mentol

El pensamiento paternalista está detrás de este disparate.

El país está sumido en una crisis de salud pública, pero aparentemente, los burócratas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) creen que en lo que realmente deberíamos concentrarnos ahora es en prohibir los cigarrillos con sabor a mentol.

¿Su justificación? 

"Prohibir el mentol -el último sabor permitido- en los cigarrillos y prohibir todos los sabores en los puros ayudará a salvar vidas, especialmente entre aquellos que se ven desproporcionadamente afectados por estos productos mortales", dijo la comisionada en funciones de la FDA, Janet Woodcock. "Con estas acciones, la FDA ayudará a reducir significativamente la iniciación de los jóvenes, aumentar las posibilidades de dejar de fumar entre los fumadores actuales, y abordar las disparidades de salud experimentadas por las comunidades de color, las poblaciones de bajos ingresos, y las personas LGBTQ+, todos los cuales son mucho más propensos a usar estos productos del tabaco". 

Hay algunos problemas importantes con esta prohibición y el pensamiento paternalista que la sustenta.

1. Los adultos deberían poder tomar decisiones de consumo por sí mismos

Sí, fumar cigarrillos es malo para la salud, pues aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, enfisema y bronquitis crónica. Pero estos riesgos son de dominio público. Los adultos tienen derecho a sopesar los costos y los beneficios y a tomar sus propias decisiones sobre lo que hacen con su cuerpo. En particular, es tremendamente paternalista que los burócratas de la FDA afirmen condescendientemente que las minorías raciales y las personas LGBT son incapaces de decidir por sí mismas y necesitan que el gobierno sea su niñera.

2. La prohibición de productos populares creará mercados negros peligrosos 

Apenas el año pasado, vimos la preocupación generalizada de que los estadounidenses murieran y se enfermaran a causa de los productos de vaporización de THC del mercado negro, que sólo existen debido a las leyes de prohibición de la marihuana existentes. No ha ocurrido nada similar con los productos de vaporización del mercado legal. Es probable que veamos algo igualmente peligroso con los populares cigarrillos con sabor a mentol si la FDA sigue adelante con su prohibición. Al tratar de salvar vidas, los federales podrían provocar otras muertes. 

3. Más prohibiciones significan más represión de las fuerzas del orden y una vigilancia policial excesiva en urbanizaciones de afro-americanos

Incluso la Unión Americana de Libertades Civiles, de tendencia liberal, advierte que "tal prohibición desencadenará sanciones penales, que afectarán desproporcionadamente a las personas de color, así como priorizará la criminalización sobre la salud pública y la reducción de daños". Para una administración supuestamente progresista, esto tiene poco sentido.

Y la prohibición de la FDA probablemente ni siquiera lograría mucho. Como señala el Director de Libertad del Consumidor de la Fundación Reason, Guy Bentley, prohibiciones similares en la Unión Europea, Canadá y Massachusetts sólo tuvieron un pequeño impacto en la reducción del consumo de tabaco.

Para más información, lea el análisis completo de Bentley: 10 razones por las que la FDA no debería prohibir los cigarrillos mentolados.