Zhuang Zhou: El filósofo chino que explicó el orden espontáneo, 2.000 años antes que Adam Smith

Se le atribuye al filósofo chino Zhuang Zhou (alias Zhuangzi) el haber elaborado uno de los conceptos económicos más importantes del mundo: el orden espontáneo.

Hay una famosa escena en The Matrix donde Neo (Keanu Reeves) visita al Oráculo, una sabia, misteriosa y poderosa figura que puede ver el futuro.

Mientras está allí, se encuentra con un niño superdotado que dobla una cuchara con su mente. Después de hacer lo imposible, el niño calvo le entrega la cuchara a Neo y le dice lo siguiente.

El niño de la cuchara: No intentes doblar la cuchara. Eso es imposible. En vez de eso, sólo intenta comprender la verdad.

Neo: ¿Qué verdad?

El niño de la cuchara: No hay ninguna cuchara.

Neo: ¿No hay cuchara?

El niño de la cuchara: Entonces verás que no es la cuchara la que se dobla, sino tú mismo.

Cuando vi esta escena por primera vez hace 20 años, no tenía ni idea de qué hablaba el niño de la cuchara.

Era como... 

Bbc Three Comedy GIF by BBC - Find & Share on GIPHY

Pero en algún momento, entre entonces y ahora aprendí. (Google es útil para extraer el significado de las escenas crípticas de películas que no puedes descifrar por tí mismo.)

La escena es una referencia a un poema escrito por un filósofo chino que vivió durante el siglo IV a.C. Su nombre era Zhuang Zhou (también conocido como Zhuangzi) y su poema "Sueño de mariposa" dice así:

Una vez, soñé que era una mariposa,

revoloteando aquí y allá, a todos los efectos

una mariposa. Sólo era consciente de mi felicidad como

mariposa, sin saber que era yo mismo. Pronto me desperté,

y allí estaba yo, verdaderamente yo mismo otra vez. Ahora ya no

sé si yo era entonces un hombre soñando que era un

mariposa, o si ahora soy una mariposa, soñando que soy un hombre.

El tema de la realidad versus el sueño corre a lo largo de la película The Matrix, y el poema de Zhuangzi aborda una pregunta similar, que los filósofos han luchado por responder durante milenios: ¿cómo podemos saber lo que es realmente real cuando nuestros sentidos nos engañan?

El niño de la cuchara expresaba una versión de esta idea: lo único que es ciertamente real para nosotros es la experiencia mental.

2.500 años después, Zhuangzi es mayormente olvidado aparte de los filósofos y los aficionados a la historia, pero sus ideas siguen vivas, y van mucho más allá de las oscuras referencias de las películas de acción.

De hecho, a Zhuangzi se le atribuye el haber elaborado uno de los conceptos económicos más importantes del mundo: el orden espontáneo.

Una autoridad nada menos que Murray Rothbard da crédito a Zhuangzi (a quien Rothbard se refiere como Chuang-tzu) como el primero en descifrar la idea, y lo hizo casi 2.500 años antes de que la escuela austriaca de economía lo convirtiera en un punto focal de sus teorías económicas y sociales.

Primero, es importante entender lo que es el orden espontáneo. The Liberty Fund describe el orden espontáneo como la idea de que el orden "emerge como resultado de las actividades voluntarias de los individuos y no como  uno que es creado por un gobierno".

Esencialmente dice que la gente no necesita ser coaccionada para crear una sociedad próspera y armoniosa. Sucederá naturalmente bajo las condiciones adecuadas, lo que significa principalmente condiciones que permitan a las personas la libertad de hacer lo que quieran siempre y cuando no estén dañando o quitando a otros.

Esta descripción puede sonar familiar a los lectores de esta publicación, cuyo lema es "todo por la paz". ¿Pero qué tiene que ver con la antigua China?

Bueno, creelo o no, había una robusta tradición intelectual libertaria en la antigua China.

Sin embargo, Zhuangzi no fue el fundador del movimiento. La tradición, escribe Rotbhard, comenzó con Lao-Tzu (500 A.C.), un filósofo acreditado como el padre del Taoísmo que rechazó el supuesto autoritarismo del Confucionismo a favor de los derechos individuales.

Lao-Tzu desarrolló lo que Rothbard describe como "un credo libertario radical", uno que decía que los derechos individuales y la felicidad deberían ser los objetivos principales de una sociedad. Lao-Tzu veía a los órganos de gobierno, con sus "leyes y reglamentos más numerosos que los pelos de un buey", como una fuerza naturalmente opresiva para los individuos, una fuerza "más temible que los feroces tigres".

Zhuangzi siguió los pasos de Lao-Tzu, y en su obra más famosa, The Zhuangzi, comparte lo que Rothbard dice que son los primeros rastros históricos de la idea de orden espontáneo.

Chuang-tzu reiteró y embelleció la devoción de Lao-tzu por el laissez faire y la oposición al gobierno del Estado: "Ha habido algo así como dejar a la humanidad en paz; nunca ha habido algo así como gobernar a la humanidad [con éxito]". De hecho, el mundo simplemente "no necesita ser gobernado; de hecho no debería ser gobernado". Chuang-tzu fue también el primero en desarrollar la idea de "orden espontáneo", desarrollada particularmente por Proudhon en el siglo XIX y por F. A. Hayek de la Escuela Austriaca en el siglo XX:

Una lectura detallada de The Zhuangzi muestra que la concepción de Zhuangzi del orden espontáneo no podría ser más clara: "El buen orden resulta espontáneo cuando las cosas se dejan en paz".

Un capítulo entero del libro de Zhuangzi está dedicado a "dejar en paz". En el capítulo, Zhuangzi escribe que las condiciones naturales de la existencia humana no requieren de "ayudas artificiales". El filósofo toca los males del gobierno, traza los fracasos de la coacción en la provincia, y describe cómo la acción surge de la inacción (inacción del gobierno).

Muchos tienden a pensar en conceptos como gobierno limitado y orden espontáneo como ideas "occidentales", pero esto difícilmente es así.

Las reflexiones de Zhuangzi muestran que son universales. Dos mil años después de la muerte de Zhuangzi, Adam Smith, en su obra The Theory of Moral Sentiments, se referiría a una "mano invisible" que trabaja en los mercados libres en beneficio de todos. En esa obra, Smith explicó cómo la afinidad de la humanidad por los sistemas y la coacción interfieren con la armonía de los mercados.

"Los ricos sólo seleccionan del montón lo que es más precioso y agradable. Consumen poco más que los pobres, y a pesar de su natural egoísmo y rapacidad, aunque sólo signifiquen su propia conveniencia, aunque el único fin que se proponen de las labores de todos los miles que emplean, sea la satisfacción de sus propios deseos vanos e insaciables, dividen con los pobres el producto de todas sus mejoras. Son conducidos por una mano invisible a hacer casi la misma distribución de las necesidades de la vida, que se habría hecho si la tierra se hubiera dividido en porciones iguales entre todos sus habitantes, y así, sin pretenderlo, sin saberlo, promover el interés de la sociedad y proporcionar medios para la multiplicación de la especie".

No hay evidencia (al menos que yo pueda encontrar) de que Smith haya leído a Zhuangzi. Sin embargo, ambos observaron la fuerza del "orden espontáneo", un término que sería eventualmente acuñado por el polimatemático húngaro-británico Michael Polanyi en el ensayo "El crecimiento del pensamiento en la sociedad".

Cuando se deja actuar, el orden espontáneo es una de las fuerzas más poderosas del mundo. Es la fuente de la prosperidad humana, el motor para un florecimiento humano sin precedentes.

Eso es poderoso, incluso más poderoso que doblar una cuchara con la mente.