¿Por qué los artistas que actúan en el Super Bowl no cobran?

El espectáculo del del Super Bowl beneficia tanto a la NFL como a los artistas que actúan, incluso si los artistas no reciben un pago por ello.

Un grupo de celebridades se ha negado a actuar en los shows del Super Bowl de la NFL en los últimos años. Algunos, como Adele, no creían que fueran los adecuados para el evento.

"En primer lugar, no voy a hacer el Super Bowl", dijo la cantautora inglesa en 2016."Quiero decir, ese show no es sobre música. No puedo bailar ni nada de eso. Fueron muy amables, me lo pidieron, pero dije que no". (La NFL negó haber hecho una oferta a Adele).

Otros (supuestamente) rechazaron las ofertas de actuación para mostrar solidaridad con el ex mariscal de campo Colin Kaepernick. Y luego estaban los que supuestamente se quejaban de que no les pagaban por actuar.

En cuanto a esto último, la NFL se ha negado a ceder.

"No le pagamos a los artistas", explicó la portavoz de la NFL Joanna Hunter en 2016. "Cubrimos los gastos y los costos de producción".

¿No hay dinero, no hay espectáculo?

El hecho de que a los artistas no se les pague sorprende a mucha gente. Estamos acostumbrados a ver a artistas como Katy Perry, Beyoncé, Bruno Mars, Maroon 5, y Coldplay que ganan millones de dólares por sus actuaciones.

Sin embargo, el acuerdo entre la NFL y los artistas tiene sentido desde una perspectiva económica.

Incluso si la NFL no les da un cheque, los artistas, sin excepción, han visto un incremento en las ventas de discos después de sus actuaciones en el medio tiempo del Super Bowl.

Para empezar, el acuerdo de la NFL para cubrir todos los costos de producción no es trivial. Los informes indican que estos costos pueden exceder los 10 millones de dólares. Incluso si esa cifra es exagerada, todavía estamos hablando de un costo considerable.

Segundo, no olvidemos que las compañías están haciendo fila para desembolsar 5 millones de dólares por un comercial de 30 segundos del Super Bowl. ¿Por qué? Porque hay un valor en tener su producto visto por decenas de millones de espectadores. Los artistas, que generalmente actúan entre 12 y 15 minutos en los shows del medio tiempo, reciben entre 24 y 30 millones de dólares en exposición, asumiendo la misma tasa de valor que las compañías que pagan por el comercial.

Por último, y tal vez lo más importante, los artistas siguen teniendo incentivos financieros directos para actuar. Incluso si la NFL no les da un cheque, los artistas, sin excepción, han visto un incremento en las ventas de discos después de sus actuaciones en el medio tiempo del Super Bowl.

Por ejemplo, Maroon 5 vio un aumento del 488% en las ventas de discos después de la actuación de la banda en 2019. Missy Elliott vio un aumento del 282% después de su actuación en 2015. Para Bruno Mars en 2014, fue un salto del 164%. En 2013, las ventas en línea de Beyoncé subieron un 230% mientras que las ventas de Destiny's Child se catapultaron un 600%.

El hecho de que la NFL no emita un pago a los artistas no es una prueba de un intercambio injusto.

Las ventas de discos no son la única métrica para cuantificar el valor de la actuación, por supuesto. Están las apariciones en televisión que siguen, los millones de nuevos seguidores en las redes  sociales, y muchos otros beneficios de mercadeo, algunos de los cuales no son todos cuantificables.

Uno de los gerentes de Katy Perry, por ejemplo, dijo que el Super Bowl es lo que llevó a la estrella del pop a un nuevo nivel.

"La llevó de ser una estrella a la estratósfera", dijo el manager Cobb Jensen en 2015. 

Economía y Libre Intercambio

El acuerdo entre la NFL y los artistas es poco común, pero lo único que sabemos es que es un intercambio mutuamente beneficioso.

El hecho de que la NFL no le haga cheques a los artistas no es evidencia de un intercambio injusto. De hecho, la presencia del intercambio en sí mismo es prueba de lo contrario.

Hay muchas cosas en las que los economistas no están de acuerdo, pero un principio fundamental universalmente compartido es que un intercambio voluntario entre dos o más partes es beneficioso para todos los involucrados.

Algunos podrían envidiar la poderosa posición negociadora de la NFL, pero incluso eso no es tan poderosa como parece.

Como dijo el economista Milton Friedman, ganador del Premio Nobel, "ambas partes de una transacción económica se benefician de ella, siempre que la transacción sea bilateralmente voluntaria e informada".

Algunos podrían envidiar la poderosa posición negociadora de la NFL, pero incluso eso no es tan poderosa como parece. Por un lado, como se ha señalado, numerosos artistas se han negado a actuar en el Super Bowl en los últimos años.

Además, la NFL parece haber sobrestimado el valor de su plataforma. Hace sólo unos años, la liga lanzó la idea de hacer que los artistas pagaran por actuar en el Super Bowl. Eso no le gustó a los artistas.

"Puse mi pie en el cortejo muy temprano", dijo Katy Perry a The Associated Press en 2015 después de su actuación en el medio tiempo del Super Bowl. "Dije: 'Miren chicos, aquí es donde trazo una línea en la arena'. Quiero que me inviten por mis propios méritos y no por algo en  letra pequeña".

Tanto si se trataba de la idea de perder dinero en frío o, como sugiere Perry, una infracción a la integridad artística, estos intercambios resultaron ser infructuosos con los artistas, y la NFL pronto abandonó sus esfuerzos para que los artistas pagaran por actuar en el escenario.

Tal vez la NFL trate de vender espectáculos de medio tiempo de nuevo en el futuro. Tal vez no. Sin embargo, lo que sabemos es que el espectáculo de medio tiempo beneficia tanto a la NFL como a los artistas que actúan.

Como un sabio economista dijo una vez, "El hecho central más importante del libre mercado es que no hay intercambio a menos que ambas partes se beneficien".