VOLVER A ARTÍCULOS
jueves, mayo 18, 2023

Martha Raye: la “bocona” de Butte amante de la libertad

Los estadounidenses de hoy pueden aprender mucho de la actriz y humanitaria amante de la libertad que murió en 1994.

Crédito de la imagen: John Atherton

En el Hospital St. John de Butte, Montana, la pequeña Margy Reed (sin parentesco) llegó al mundo el 27 de agosto de 1916. Hija de los artistas de vodevil Peter y Maybelle, Margy alcanzaría fama internacional como artista venerada y polifacética.

Trece años más tarde, mientras ella y su madre hojeaban una guía telefónica en busca de un nuevo nombre profesional, Margy eligió el que la conocería el resto de su vida: Martha Raye.

El mundo del espectáculo la definió durante siete décadas. Sólo tenía tres años cuando empezó a subir a los escenarios con sus padres. Cantó y actuó hasta alcanzar un estrellato que sólo se desvaneció con la mala salud al final de su vida. Su filmografía incluye 26 películas y docenas de apariciones en programas de televisión, incluido uno propio que presentó durante tres temporadas en los años cincuenta. Dondequiera que cantara, su potente voz podía hacer temblar las paredes.

Raye interpretó a la esposa de Charlie Chaplin en la comedia de 1947 Monsieur Verdoux, quizá su papel cinematográfico más notable.

Como comediante, bromeaba a menudo sobre su enorme boca. Aún recuerdo los anuncios que hizo para un popular limpiador de dentaduras postizas en los años ochenta. Terminaban con una enorme sonrisa y su famosa frase: “Te lo dice una bocona: El nuevo Polident Verde limpia las manchas difíciles”.

Martha agradecía las risas que provocaba su legendaria boca. La biografía de David C. Tucker, Martha Raye: payasa de cine y televisión, la cita diciendo en 1936: “Adelante, ríanse. Es mi cara y supongo que estoy atrapada en ella, pero ¿qué más da? Me consiguió un contrato en los estudios Paramount”. ¿Qué ha hecho tu cara por ti últimamente?”.

La relación amorosa más larga de Raye no fue con ninguno de sus maridos. Fue con los hombres y mujeres de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Se unió a la USO (United Services Organization, en español, Organización de Servicios Unidos) poco después de Pearl Harbor y actuó ante un público de tropas durante los conflictos de Corea y Vietnam. Fue vicepresidenta nacional de la organización POW-MIA.

Estas experiencias le valieron nombramientos militares honoríficos, como Teniente Coronel del Ejército y Coronel del Cuerpo de Marines. Las tropas en Vietnam la apodaron “Coronel Maggie”.

El afecto de Martha por las tropas sólo tenía rival en su amor por el país. En 1984 dijo a un entrevistador de Hollywood: “Creo en la Constitución, en la fortaleza de la defensa nacional, en un gobierno limitado, en la libertad individual y en la responsabilidad personal. Refuerzan que Estados Unidos es el mejor país del mundo, y todos podemos estar eternamente agradecidos a nuestros Padres Fundadores por el hermoso legado que nos dejaron.”

El año anterior a su muerte, Martha Raye recibió tardíamente la Medalla Presidencial de la Libertad. La mención decía, en parte: “Artista de talento cuya carrera abarca casi un siglo, Martha Raye ha deleitado al público y levantado el ánimo en todo el mundo. Aportó sus enormes dotes cómicas y musicales a su trabajo en el cine, el teatro y la televisión, contribuyendo a dar forma al entretenimiento estadounidense… El pueblo estadounidense honra a Martha Raye, una mujer que ha utilizado incansablemente sus dones en beneficio de la vida de sus compatriotas”.

En la ceremonia de los Oscar de 1969, el cómico Bob Hope entregó a Martha un premio humanitario por “su abnegado y a menudo peligroso trabajo entreteniendo a las tropas en zonas de combate casi ininterrumpidamente desde la Segunda Guerra Mundial”. La biografía de Jean Pitrone sobre Raye señala que, en el momento de su muerte en 1994, a los 78 años, Hope dijo: “Era Florence Nightingale, Querida Abby, y la única cantante a la que se podía oír por encima del fuego de artillería.”

Este artículo ha sido adaptado de un número del boletín electrónico FEE Daily. Haz clic aquí para suscribirte y recibir noticias y análisis sobre el libre mercado como éste en tu bandeja de entrada todos los días de la semana.

 

(Una versión de este ensayo apareció por primera vez en el sitio web del Frontier Institute www.frontierinstitute.org de Helena, Montana, en cuya junta directiva trabaja el autor).


  • Lawrence W. Reed es Presidente Emérito y Miembro Superior de la Familia Humphreys en la Fundación para la Educación Económica (FEE), habiendo servido durante casi 11 años como presidente de FEE (2008-2019). Es autor del libro de 2020, Was Jesus a Socialist? así como de Héroes Verdaderos: Increíbles historias verdaderas de coraje, carácter y convicción y perdóneme, profesor: Desafiando los mitos del progresismo. Sigánlo en LinkedIn, Twitter y por su página pública en Facebook. Su página web es www.lawrencewreed.com.