Lo que Mark Cuban entiende bien (y mal) sobre la "cancelación" de la deuda estudiantil

Mark Cuban fue noticia el miércoles cuando le declaró a Business Insider que apoya la propuesta de "cancelación" de los préstamos

El empresario Mark Cuban fue noticia el miércoles por la mañana al opinar sobre la propuesta del presidente Biden de "cancelar" 10.000 dólares de deuda a los prestatarios, diciéndole a Business Insider que apoya la política, con una advertencia.

"Hay que arreglarlo", dijo el propietario de los Dallas Mavericks en un correo electrónico. "En cuanto a la cantidad que se debe perdonar, me parece bien la propuesta de Biden".

La advertencia, dijo Cuban, es que las "ridículas tasas de matrícula" que las universidades le están cobrando a los estudiantes deben ser abordadas para que los estudiantes ahogados en deudas no se conviertan en "un problema perenne".

Cuban tiene razón en que hay que arreglar la burbuja de los préstamos estudiantiles. Sin embargo, también hay varios problemas con sus comentarios.

Para empezar, no hay ningún indicio de que Biden esté vinculando las reformas educativas a su propuesta de "absolver" las deudas de los estudiantes (las deudas no se cancelan realmente, simplemente se trasladan a los contribuyentes quienes no pidieron prestado el dinero ni recibieron el servicio). Lo más parecido a lo que Biden ha propuesto en este frente fue su malograda propuesta de hacer "gratuita" la universidad comunitaria, que fue desechada junto con la mayor parte de la bonanza de gasto propuesta por Biden, de 3.5 billones de dólares. (De nuevo, la matrícula no habría sido gratuita; simplemente sería trasladada a los contribuyentes).

En segundo lugar, Cuban puede tener razón en que la universidad es demasiado cara y un mal negocio para muchos estudiantes. Después de todo, a menudo oímos que los estudiantes están siendo "explotados" con tasas de matrícula exorbitantes. Pero si uno acepta esta vinculación, es importante preguntarse: ¿explotados por quién?

Los colegios y universidades son los que cobran las matrículas exorbitantes, que incluso Cuban califica de "ridículas", pero sólo pueden hacerlo porque el gobierno federal creó una oferta prácticamente infinita de préstamos estudiantiles.

Así que seamos claros. Si se está produciendo algún tipo de explotación, sólo está ocurriendo porque el gobierno federal creó una burbuja masiva al extender grandes préstamos a entusiastas jóvenes de 18 años sin prácticamente ninguna condición.

Lo curioso es que Cuban sabe todo esto.

"En algún momento, [la burbuja] va a estallar", dijo Cuban a Business Insider en 2015 mientras discutía la avalancha de préstamos estudiantiles.

Cuban también señaló que hacer que los contribuyentes paguen la cuenta de los préstamos estudiantiles era "lo peor que se puede hacer".

"Todo lo que hace es rescatar a las universidades", señaló en 2015.

El artículo de Business Insider en el que se cita a Cuban es corto y está mal escrito, por lo que es difícil saber con precisión cómo encajan (o no) las anteriores opiniones de Cuban con las actuales.

Mi corazonada es que Cuban apoya un rescate para los estudiantes en la línea que propone Biden, siempre y cuando vaya acompañado de una importante reducción de los costos de las matrículas. Pero eso requiere serias reformas en la política de educación superior y -para que las reformas sean útiles- admitir que el gobierno federal es responsable de la burbuja de los préstamos estudiantiles y de la explosión de la deuda estudiantil.

Sin embargo, no apuestes por ninguna de estas reformas o admisiones.

El artículo de Business Insider deja claro que la "cancelación" de los préstamos estudiantiles es simplemente un paso hacia la universidad gratuita, un objetivo perenne de los progresistas. (La idea de Cuban no es la universidad gratuita universal, sino un modelo subvencionado en el que unas pocas universidades "gratuitas" fijarían las tasas de matrícula con el objetivo de crear más competencia).

Los estadounidenses pueden debatir, y lo harán, sobre los pros y los contras de la gratuidad de la universidad y la condonación de la deuda estudiantil -que ayuda de forma desproporcionada a los estadounidenses más ricos-, pero mientras lo hacen, haríamos bien en recordar las palabras del economista Frédéric Bastiat.

"El Estado es la gran entidad ficticia por la que todos buscan vivir a expensas de todos los demás", escribió Bastiat en 1848.

La impresión desenfrenada de dinero, la inflación histórica y la deuda federal de 30 billones de dólares son todas las pruebas que necesitamos para saber cuánta razón tenía Bastiat hace casi dos siglos.

Y aunque Mark Cuban es un tipo inteligente, mi corazonada es que no ha leído a Bastiat.

Si ese es el caso, espero que me lo haga saber. Me encantaría enviarle un ejemplar del libro de Bastiat La ley y su ensayo Lo que se ve y lo que no se ve.

Este artículo fue adaptado de un número del boletín electrónico FEE Daily. Haz clic aquí para suscribirte y recibir noticias y análisis sobre el mercado libre como éste en tu bandeja de entrada todos los días de la semana