VOLVER A ARTÍCULOS
viernes, septiembre 29, 2023

La historia del esclavo

Un extracto de 'Anarquía, Estado y Utopía' de Robert Nozick


Considera la siguiente secuencia de casos, a la que llamaremos “La historia del esclavo”, e imagina que se trata de ti:

  1. Hay un esclavo completamente a merced de los caprichos de su brutal amo. A menudo es cruelmente golpeado, llamado en medio de la noche, y así sucesivamente.
  2. El amo es más amable y golpea al esclavo solo por infracciones específicas de sus reglas (como no cumplir la cuota de trabajo, etc.). Le da al esclavo algo de tiempo libre.
  3. El amo tiene un grupo de esclavos y decide cómo se deben asignar las cosas entre ellos en bases justas, teniendo en cuenta sus necesidades, méritos y demás.
  4. El amo permite a sus esclavos cuatro días por cuenta propia y les exige trabajar solo tres días a la semana en su tierra. El resto del tiempo es libre para ellos.
  1. El amo permite a sus esclavos salir y trabajar en la ciudad (o donde deseen) por salarios. Solo requiere que le envíen de vuelta tres séptimos de sus salarios. También conserva el poder de llamarlos de regreso a la plantación si alguna emergencia amenaza su tierra; y de aumentar o disminuir la cantidad de tres séptimos requerida para entregársela. Además, mantiene el derecho de restringir a los esclavos de participar en ciertas actividades peligrosas que amenacen su retorno financiero, como escalar montañas o fumar cigarrillos.
  1. El amo permite que todos sus 10,000 esclavos, excepto tú, voten y la decisión conjunta se toma entre todos ellos. Hay discusión abierta y demás entre ellos, y tienen el poder de determinar para qué usos destinar cualquier porcentaje de tus (y sus) ganancias que decidan tomar; qué actividades pueden legítimamente prohibirte, y así sucesivamente.

Detengámonos en esta secuencia de casos para hacer un balance. Si el amo establece este traspaso de poder de tal manera que no pueda retirarlo, tienes un cambio de amo. Ahora tienes 10,000 amos en lugar de solo uno; más bien, tienes un amo de 10,000 cabezas. Tal vez los 10,000 sean más amables que el amo benevolente del caso 2. Sin embargo, siguen siendo tus amos. Sin embargo, aún se puede hacer más. Un amo amable y único (como en el caso 2) podría permitir que su(es) esclavo(s) hablen y traten de persuadirlo para que tome una decisión en particular. El amo de 10,000 cabezas también puede hacerlo.

  1. Aunque todavía no tienes derecho al voto, tienes la libertad (y se te otorga el derecho) de participar en las discusiones de los 10,000, tratar de persuadirlos para que adopten diversas políticas y para que te traten a ti y a ellos mismos de cierta manera. Luego, se van a votar para decidir sobre políticas que abarcan el vasto alcance de sus poderes.
  1. En aprecio a tus útiles contribuciones a la discusión, los 10,000 te permiten votar si quedan empatados; se comprometen a este procedimiento. Después de la discusión, marcas tu voto en un trozo de papel, y ellos se van a votar. En caso de que se dividan de manera equitativa en algún asunto, por ejemplo, 5,000 a favor y 5,000 en contra, miran tu papeleta y la cuentan. Esto aún no ha sucedido; nunca han tenido que abrir tu papeleta. (Un amo único también podría comprometerse a dejar que su esclavo decida cualquier asunto que lo concierna y sobre el cual él, el amo, sea absolutamente indiferente).
  1. Suman tu voto al de ellos. Si están exactamente empatados, tu voto decide el asunto. De lo contrario, no afecta el resultado electoral.

La pregunta es: ¿en qué momento, desde el caso 1 hasta el caso 9, dejó de convertirlo en la historia de un esclavo?

Extracto del libro “Anarquía, Estado y Utopía”.


  • Robert Nozick (November 16, 1938 – January 23, 2002) was an American philosopher and professor at Harvard University. His books include Philosophical Explanations and Anarchy, State, and Utopia.